Venezuela: Zulia, caluroso estado petrolero padece sin energía

a falta de electricidad en en una región de 40 grados de temperatura a la sombra es un problema de salud pública

Vivir sin aire acondicionado en el Zulia, el estado más caliente de Venezuela con temperaturas de 40 grados centígrados en la sombra, es lo más parecido a vivir en un infierno por los apagones continuos y el racionamiento de luz que el régimen de Nicolás Maduro aplica a esa zona.

Los cortes de la energía eléctrica y la falta de solución del gobierno han aumentado el malestar de los zulianos que no ha tenido más remedio que salir a protestar a la calle encendiendo fuego en distintos puntos de Maracaibo, capital del estado, dando la impresión de ser una tierra en llamas.

El gobierno decidió aplicar un racionamiento eléctrico de 4 horas, pero los apagones se prolongan por más de 6, 10 y hasta 36 horas, generando desesperación por el calor de la zona, lo cual ha ocasionado que hasta los seguidores del régimen reconozcan públicamente los horrores de la situación, lo cual seguro le acarrará consecuencias a menos que lo hayan mandado ha hacer eso con algún fin político-conspiratorio, a.

Como el periodista Miguel Pérez, conductor de «Cayendo y Corriendo«, quien al mejor estilo de «sálvese quién pueda» comenzó a lavarse las manos echando por un barranco a los de su mismo bando, cuando en un programa habló de la situación, «…pero eso no se aguanta ya se pasaron todos los limites compadre, ya estamos hablando no de que se va la luz 4 horas, que ya esta mal, ahora se va la luz, 6, 8 y 12 hasta 14 horas, hago un llamado de atención con mucha preocupación, no tiene nombre y asumo la responsabilidad de lo que yo estoy diciendo, no tiene nombre lo que está viviendo el pueblo zuliano con los cortes eléctricos.»

En Zulia viven unos cuatro millones de habitantes. Es el estado petrolero que aporta el 60% de los ingresos al país y sin embargo sufre los embates de la crisis económica y humanitaria como ninguna otra región.

Sin electricidad los zulianos no pueden trabajar, ni desplazarse de un sitio a otro. Las empresas y los hospitales han cerrado porque no tienen luz. Las neveras, los aparatos electrodomésticos y los equipos electrónicos se dañan constantemente y ninguna autoridad asume la responsabilidad de las averías. Lo único que queda por hacer es protestar pero las autoridades no se hacen eco de las reclamaciones de los ciudadanos. En Caracas el gobierno de Maduro atribuye la crisis eléctrica a la oposición y la guerra económica pero no ofrece solucionar los problemas de los servicios.

 

Fuente: ABC.ES

Deja una respuesta

*