Varios heridos deja un tiroteo en un Walmart de Filadelfia

Ocho personas resultaron heridas después de que un hombre sacara un arma de fuego en un Walmart cerca de FiladelfiaPensilvania, la noche del pasado martes y comenzara a disparar.

Afortunadamente, entre las víctimas no hubo ninguna en peligro de vida, pero algunas fueron heridas de bala.

Dos mujeres y un hombre de aproximadamente 40 años de edad fueron heridas en la pierna y otra persona tuvo una herida menor.

Más tarde, en su intento de huida, el hombre y la mujer, quien luego se conoció era su hermana, chocaron contra una patrulla y fueron arrestados. El hombre recibió una descarga de una pistola de aturdimiento después de que intentara romper la ventana de la patrulla, según informa USA Today.

 

Identificado como Keenan Jones, de 30 años, enfrenta cargos de asesinato, agresión agravada, imprudencia poniendo enfiesto a otra persona, resistencia al arresto, posesión de instrumentos delictivos y poseer una arma de fuego sin permiso. Medios locales informaron que Jones tiene antecedentes en delitos graves, por lo que no tiene permiso de portar arma de fuego.

Hasta el momento, el sospechoso se encuentra detenido bajo fianza de $1,000,000.

Tras conocer sus cargos, el hombre dijo al juez que llevaba cinco días sin dormir y que haba comido algo que lo hacía “sentirse raro”; además de que sufre problemas mentales y sintió que iba a morir “sin ningún motivo”.

Un video exclusivo de Action News, deja ver a Jones pidiendo una disculpa cuando fue detenido y lo llevaban a la estación de Cheltenham. “Lo siento amigo. Pensé que alguien me iba a matar”, dijo.

Un claro ejemplo de que las armas en Estados Unidos no son utilizadas por los «chicos buenos» (nice guys) como dice el presidente Donald Trump. Sólo se necesito que perdiera el control y comenzara a agredir a otras personas con un arma letal que, afortunadamente, en esta caso no pasó a mayores.

Las personas resultaron heridas de bala como consecuencia de esos disparos, tres de ellas en las piernas. Además, una mujer embarazada tuvo que ser atendida porque se cayó durante el tiroteo y otra registró heridas por cristales rotos.

Acto seguido un grupo de agentes procedió a detenerlo, ante lo que el sujeto opuso una gran resistencia causando así contusiones a dos policías durante el forcejeo.

Según las autoridades, el sujeto en cuestión estaba bajo la influencia de narcóticos y/o alcohol.

Fuente: Agencias

Deja una respuesta

*