Trump ya empezó a prepararse para una posible entrevista con Mueller

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ya comenzó a dar los pasos iniciales de su preparación para una posible entrevista con el fiscal especial de la investigación sobre Rusia, Robert Mueller, según lo confirmaron un funcionario de la Casa Blanca y una persona cercana a la situación. Lo que sería una señal de que el equipo legal del mandatario intensifica sus discusiones acerca de si permitir o no que Trump sea interrogado por Mueller.

Una fuente familiar con el proceso subrayó que los esfuerzos de preparación están apenas “en sus primeras etapas”.

De hecho, las sesiones preparativas han sido cortas, informales y han incluido la revisión con el presidente de algunos temas que el fiscal especial probablemente plantearía en una entrevista, indicaron las dos personas.

Pero la noticia de una preparación inicial es la señal más clara hasta el momento de que Trump y su equipo siguen abiertos a un encuentro de este tipo con Mueller. Incluso, a pesar de que a algunas personas cercanas al mandatario les preocupa que tal entrevista podría exponerlo a enfrentar cargos por perjurio.

Ty Cobb, un abogado de la Casa Blanca que maneja los asuntos de Mueller, y Jay Sekulow, el abogado del presidente, se negaron a comentar sobre esta historia.

La expectativa de la entrevista
Públicamente, Trump ha permanecido dispuesto –y hasta entusiasmado– ante la posibilidad de sentarse frente a frente con Mueller, quien está investigando si la campaña del hoy presidente conspiró con Rusia o si el mismo Trump intentó obstruir la indagación al respecto. El mandatario hasta ha señalado que presentar dicha entrevista podría ayudar a terminar con la investigación rápidamente.

Sin embargo, en privado Trump ha sido más ambiguo frente a responder las preguntas de Mueller, dependiendo del día. El presidente vacila en su compromiso, a medida que sus amigos y asesores le advierten los riesgos de hablar con fiscales que ya han acusado a 19 personas de delitos criminales, incluido el hecho de mentir.

Todavía no se han determinado las condiciones de cómo sería interrogado el mandatario, incluido el hecho de si deberá responder bajo juramento o no. Pero, incluso si no tiene que jurar, Trump podría enfrentar cargos si le miente al equipo de Mueller porque engañar al FBI es un crimen.

En enero pasado, Trump le dijo a los periodistas que esperaba “ansioso” una entrevista con Mueller e insistió en que no hubo ninguna colusión entre su campaña y Rusia. “Me encantaría hacerlo”, dijo en ese momento. Después agregó que, según sus abogados, el encuentro podría ocurrir en las siguientes “dos o tres semanas”.

Dos meses y medio después, el equipo legal del presidente no se ha comprometido a que él esté disponible para una entrevista con el fiscal especial. La secretaria de Prensa de la Casa Blanca, Sarah Sanders, informó esta semana que las conversaciones entre Trump y sus abogados acerca de un posuble encuentro con Mueller aún continuaban.

“El presidente está trabajando junto a su equipo legal y tomando una determinación”, sostuvo Sanders este martes. “Seguimos cooperando plenamente con la Oficina del Fiscal Especial y continuaremos impulsando el mismo mensaje que hemos planteado durante más de un año: no hubo colusión”.

El estado de la investigación
Aunque Trump propiamente no ha sido sometido a un interrogatorio con Mueller, múltiples funcionarios de la Casa Blanca fueron puestos a disposición del equipo del fiscal especial. El gobierno también ha producido toneladas de documentos para Mueller.

Múltiples asistentes del presidente siguen describiendo que él está obsesionado con la investigación de la trama rusa y que se inquieta cada vez más a medida que surgen detalles sobre la indagación. Trump siente que la investigación está socavando su presidencia y que aumenta la desazón por el hecho de aún no haya concluido, detallaron los asistentes.

Miembros del equipo legal del mandatario han negociado durante meses con la oficina de Mueller sobre los posibles temas que pueden incluirse en una entrevista presidencial.

Fuente: CNN en español

Deja un comentario

*