Trump se comporta como Castro y Maduro, dice nuevo anuncio demócrata

El Súper Comité de Acción Política (PAC) demócrata más grande de Estados Unidos lanzó una nueva serie de anuncios de ataque protagonizados por un grupo de latinos de la Florida que habían huido de gobiernos opresores en sus países de origen, con imágenes del presidente Donald Trump junto con imágenes de Fidel Castro, Nicolás Maduro y Augusto Pinochet.

Priorities USA, que anunció en noviembre pasado que estaba preparando esta campaña, está utilizando testimonios en contra de Trump de un inmigrante cubano y tres venezolanos que comparan la retórica de Trump con la de un “caudillo” latinoamericano o un dictador autoritario. Los comerciales digitales comenzaron a publicarse en las plataformas de redes sociales el lunes con la etiqueta “#CaudilloDay” (#DíadelCaudillo), un guiño a la festividad del Día de los Presidentes.

“¿Qué es un caudillo? Un autoritario. Un demagogo. Un dictador”, dice el anuncio de presentación de la campaña en letras blancas resaltadas sobre un fondo negro mientras se escucha música de suspenso en el fondo. “Donald Trump no actúa como presidente. Actúa como un caudillo. (Esto no es un cumplido)”.

Los comerciales en primera persona son en gran parte videos grabados en la modalidad selfie, publicados en Facebook, Twitter y Google. Es una campaña que la directora de medios hispanos de Priorities USA, Daniela Martins, dijo que era “orgánica” y no está financiada por el comité de acción política en su fase inicial actual.

“Son de producción propia. Se trata de personas que realmente solo quieren compartir”, dijo Martins al Miami Herald. Explicó que el formato para esta campaña es distinto de muchos de los anuncios progresivos de alta calidad del PAC, que se basan en asuntos extraídos de encuestas e indagaciones en estados clave decisivos como la Florida.

“Hemos comenzado a recopilar estas historias porque es el proceso opuesto… es algo que escuchamos que cobra fuerza entre la gente en la calle”, dijo Martins.

Entre los que aparecen en los otros anuncios están José Gamboa, un activista venezolano que vive en el condado Seminole y Virgil Suárez, un profesor cubano de Tallahassee que huyó de la isla en la década de 1970.

“Hugo Chávez no se comportó como presidente, ni Donald Trump se ha comportado como presidente de una de las mayores potencias mundiales”, dijo Virginia Brown, una educadora venezolana que vive en Orlando, en uno de los anuncios.

En lugar de recalcar temas como la atención médica y la educación, los testimonios se centran únicamente en la retórica de los líderes autoritarios en América Latina, un discurso que los republicanos en la Florida han utilizado como una forma de enmarcar las políticas propuestas por los candidatos demócratas como “socialistas”.

Mientras tanto, la campaña de Trump también ha utilizado la religión como tema de división para generar apoyo entre los votantes latinos en la Florida. Y sus partidarios en todo el estado con frecuencia atraen a los votantes provenientes de países con gobiernos opresivos como Venezuela, Cuba y Nicaragua.

Los anuncios políticos dirigidos a los votantes latinos en la Florida han ganado favor este año entre los grupos progresistas, ya que varios demócratas hispanos han advertido que los candidatos que no aborden las experiencias traumáticas de los latinoamericanos que huyen de los regímenes opresivos lo hacen a su propio riesgo.

“Los latinos tienen que abrir los ojos y no dejar que sus votos se vayan tras promesas vacías”, dijo Evelyn Pérez-Verdía, asesora estatal de asuntos hispanos de Forward Florida, la organización de participación de votantes fundada por el ex candidato a gobernador y alcalde de Tallahassee, Andrew Gillum. “Para mí, es un insulto a mi inteligencia, y es un insulto a la inteligencia de todos los latinos”.

A comienzos de febrero, Forward Florida lanzó tres anuncios de radio en español en una campaña llamada “Exige Respeto” o “Demand Respect”. Uno de los anuncios fue leído por un demócrata venezolano. Pérez-Verdía dijo que su campaña se reflejó en el eslogan de 1980 que rezaba “Vote para ser respetado”, eslogan que fue ampliamente utilizado como una forma de avanzar en la representación cubana en el sur de Florida.

“En Bolivia, mi país de origen, escuchamos la misma serie de ideas para lograr un tercer mandato para que el presidente pudiera ‘mantener el progreso’ y luego terminamos con 14 años de Evo Morales”, dijo Martins. “Los latinos como yo ya hemos visto esta película. Estamos tratando de advertirles que sabemos cómo termina”.

El Nuevo Herald

Deja una respuesta

*