Trump en la ONU: «El futuro no pertenece a los globalistas, pertenece a los patriotas»

Trump insistió en el inicio de su discurso ante la 74ta sesión Asamblea General de la ONU en que «el mundo libre» debe proteger su estructura nacional y no tratar de reemplazarla: «el futuro no pertenece a los globalistas, el futuro pertenece a los patriotas», insistió.

«Si quieres libertad, muestra orgullo por tu país», dijo el líder estadounidense ante el resto de jefes de Estado y de Gobierno reunidos en Nueva York, en la Asamblea General de Naciones Unidas.

El presidente Donald Trump, reiteró su apoyo a los venezolanos frente al dictador Nicolás Maduro, y arremetió contra el socialismo, recalcando que «Estados Unidos nunca será un país socialista».

Durante su discurso, Trump se refirió a la «brutal opresión» a la que se enfrentan los pueblos en Cuba, Nicaragua y Venezuela, centró su mensaje en la situación en este último país a cuyo gobernante usurpador, Nicolás Maduro, acusó de ser «una marioneta de Cuba».

«Toda América está con ustedes», aseguró a los «venezolanos atrapados en esta pesadilla», y precisó que Estados Unidos tiene lista ayuda humanitaria para hacer llegar al país y que 55 países apoyan ya al «gobierno legítimo» de Juan Guaidó. «Seguimos de cerca la situación y esperamos el día en que la democracia será restaurada» en Venezuela, añadió Trump.

Dijo que el socialismo, «destructor de sociedades». Según el mandatario, tanto el socialismo como el comunismo no tienen nada que ver con la justicia, la igualdad y el bien para los ciudadanos que propugnan: «Solo tienen que ver como una cosa el poder para la clase gobernante».

El ministro de Exteriores del régimen cubano, Bruno Rodríguez, respondió por Twitter al discurso de Trump, y lo acusó de verter «inadmisibles acusaciones» sobre Cuba y Venezuela. «El uso de la mentira caracteriza su gestión», criticó el canciller comunista Rodríguez en su mensaje.

El diplomático aseguró que Trump «habla como un emperador» mientras «trata de distraer al mundo» de sus problemas internos, en particular de los llamamientos para iniciarle un juicio político en el Congreso. Asimismo, le tachó de «aburrido» y dijo que «no compite con Greta Thunberg», en alusión a la joven activista sueca que reprochó a los líderes mundiales su pasividad ante el deterioro medioambiental del planeta y los culpó llevar al mundo «al inicio de una extinción masiva», durante su intervención este lunes en la Cumbre del Clima de la ONU, en Nueva York.

El presidente Donald Trump dijo que unas pocas plataformas de redes sociales están adquiriendo un poder inmenso “sobre lo que podemos ver y sobre lo que se nos permite decir”. Trump utilizó ampliamente las redes sociales para atacar a sus rivales políticos y promover su propia obra, pero asegura que las empresas de las redes son tendenciosas en contra de los conservadores.

En su discurso en la Asamblea General de la ONU dijo que su gobierno defiende la libertad de expresión. Sostuvo que “una clase política permanente” desdeña abiertamente la voluntad popular.

Trump defendió enérgicamente sus políticas intransigentes para la inmigración y dijo que otros países tienen el derecho absoluto de hacer lo mismo. También habló de la migración sin control y la debilidad de los controles fronterizos que amenazan la soberanía y la seguridad de todas las naciones. Advirtió a los gobernantes del mundo sobre lo que llamó una “industria artesanal creciente” de activistas extremistas que promueven las fronteras abiertas.

Los que así lo hacen amenazan los derechos humanos bajo la cubierta de promover la justicia social, dijo el Presidente y añadió que esas políticas no son justas sino “crueles y malignas”. También dijo que su gobierno cerrará tratos comerciales justos y recíprocos con Gran Bretaña, Japón y otros países. El Presidente dijo que el acuerdo con Japón está a punto de ser finalizado, y que cuando Gran Bretaña salga de la Unión Europea, Estados Unidos negociará un “acuerdo excepcional” con Londres.

Inmigración

«No paguen a los traficantes, no paguen a los coyotes», ha advertido a los migrantes, principalmente centroamericanos y mexicanos, pero cada vez más de otras partes del mundo, que llegan hasta la frontera sur de Estados Unidos. «Si llegan hasta aquí, no les permitiremos entrar y los mandaremos de vuelta», ha asegurado.

En este sentido, ha dejado claro que mientras él sea presidente de Estados Unidos «haremos respetar nuestras leyes y protegeremos nuestras fronteras», al tiempo que ha elogiado los esfuerzos realizados por el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, para frenar la llegada de migrantes a suelo estadounidense.

DLA

Deja un comentario

*