Trump considera que tiroteo en sinagoga de Pittsburg se debió a motivos antisemitas

El presidente Donald Trump consideró que el tiroteo de este sábado en una sinagoga de la ciudad de Pittsburgh (Pensilvania) parece ser “definitivamente” un crimen antisemita, al tiempo que lamentó que estos sucesos “sigan pasando” en el país.

Definitivamente parece ser un crimen antisemita. Es algo que cuesta creer que siga pasando”, señaló Trump al llegar a Indianápolis (Indiana), donde participará en un evento con representantes del sector agrario.

Las autoridades no han revelado aún la cifra de muertos, sin embargo, el presidente Trump adelantó que “han fallecido muchas personas y muchas otras han resultado heridas”.

También indicó que algunos profesionales que participaron en la operación policial consideran que se trata de “una de las peores escenas de un crimen” que hayan visto.

“Lo que ha pasado hoy es horrible. Todavía estamos aprendiendo de ello, y mucho. Definitivamente parece un delito antisemita“, destacó Trump, quien adelantó que “en la próxima hora” las autoridades estadounidenses tendrán “mucha información”, en una investigación liderada por el FBI.

«Toda América está de luto por el asesinato masivo de judíos americanos en la sinagoga del árbol de la vida en Pittsburgh. Oramos por los que perecieron y sus seres queridos, y nuestros corazones van a los valientes policías que sufrieron graves heridas…»

Trump comentó que había conversado con el alcalde de Pittsburgh, Bill Peduto y recalcó que “ha muerto mucha gente. Muchas personas han resultado gravemente heridas”.

Por su parte, el vicepresidente de EE.UU., Mike Pence, también se pronunció en relación con este hecho durante un evento celebrado en Las Vegas, Nevada.

“Lo que ha pasado hoy en Pittsburg no es solo criminal, es diabólico. Un ataque contra estadounidenses inocentes y un atentado contra nuestra libertad de credo”, apuntó.

Pence también se refirió a los hechos como un caso de “antisemitismo”, al tiempo que indicó que este tipo de actos “deben parar”.

Las autoridades detuvieron a un hombre que fue identificado como Rob Bowers, de 46 años, quien es considerado el sospechoso del tiroteo. Algunos testigos señalan que el sujeto entró por la mañana en la sinagoga de la Congregación del Árbol de la Vida y comenzó a disparar de manera indiscriminada al tiempo que gritaba: “Todos los judíos deben morir”.

Se pudo conocer que Bowers, quien es un asiduo a la red social Gab, muy popular entre los grupos supremacistas del país, entró al centro religioso armado con un rifle de asalto y varias pistolas.

Las autoridades han confirmado que el agresor está bajo custodia policial y que fue trasladado a un hospital para recibir tratamiento médico.

Fuentes oficiales han confirmado que “varias” personas han fallecido y que seis han resultado heridas, entre ellas cuatro agentes que se habían personado en el lugar de los hechos.

Por su parte, medios locales informaron que diez personas fallecieron en el tiroteo.

Fuente: Miami Diario

Deja una respuesta

*