Tom Hanks reapareció en Saturday Night Live tras curarse de coronavirus: “Es un momento extraño para intentar ser gracioso”

“Saturday Night Live” emitió su primera “versión de cuarentena” con Tom Hanks, una de las primeras celebridades en revelar que tenía el coronavirus, como presentador invitado. Además, del actor, participaron el cantante de Coldplay Chris Martin y el elenco del programa cómico. Eso sí, todos lo hicieron desde casa, para respetar las ordenes de aislamiento por la pandemia.

Después de estar sin aire durante más de un mes, el icónico show de comedia de la NBC volvió emulando a otros presentadores nocturnos que han abandonado los estudios para hacer bricolaje en medio de la crisis del coronavirus.

Es bueno estar aquí, aunque también es muy raro estar aquí presentando ‘Saturday Night Live’ en casa”, dijo Hanks, hablando desde su cocina. “Es un momento extraño para intentar ser gracioso, pero intentar ser gracioso es todo el asunto de SNL”.

El mes pasado Hanks y su esposa Rita Wilson se contagiaron el virus durante su estancia en Australia así que el cómico aprovechó su experiencia, ya superada, para la apertura del show.

Por ejemplo, contó que tuvo que acostumbrarse a tomarse la temperatura en grados centígrados, donde 36 era buena pero 38 era mala, “como Hollywood trata a las actrices”, ironizó.

A su mensaje, además de las bromas, no le faltó emotividad: “Hey. Manténganse a salvo. Estamos en esto mientras dure, y lo superaremos juntos. Vamos a agradecer a nuestros trabajadores del hospital, al personal de emergencia, a los empleados del supermercado, a la gente que entrega nuestra comida, a la gente que hace la comida para llevar. A los hombres y mujeres que mantienen este país en marcha en un momento en que los necesitamos más que nunca. Vamos a cuidarlos, y vamos a cuidarnos los unos a los otros”.

Hanks estaba en la Costa Dorada de Australia para filmar una película biográfica de Elvis Presley cuando él y Rita Wilson, ambos de 63 años, contrajeron la enfermedad. La pareja pasó unos días en el hospital hasta que fueron dados de alta con orden de realizar aislamiento. A fines de marzo, una vez recuperada, Wilson celebró ser una “sobreviviente de la covid-19” y recordó -reflexionando sobre su buena fortuna- que hace solo cinco años también superó un cáncer.

El show de SNL mantuvo su estructura tradicional con un invitado musical y “Weekend Update”. Chris Martin, en la guitarra acústica, tocó una versión de “Shelter From the Storm”, de Bob Dylan. Los letreros en la pared detrás de él decían “Entrada a los Trenes”, un guiño al conjunto de “SNL” temático de la Gran Central.

Alec Baldwin, personificando a Trump, llamó telefónicamente al segmento de “Weekend Update”. Decidió participar sin video ya que Baldwin no tenía acceso a maquillaje. El falso presidente señaló que “todas las noches a las 7 p.m. todos los neoyorquinos aplauden y aplauden el gran trabajo que estoy haciendo”, en referencia al tributo nocturno a los trabajadores médicos.

El programa también rindió un conmovedor tributo al productor musical Hal Willner, quien produjo piezas durante muchos años en “SNL” y murió la semana pasada después de mostrar síntomas consistentes con el coronavirus. Los antiguos miembros del elenco Adam Sandler, Tina Fey y Bill Hader estuvieron entre los que lo recordaron.

Deja una respuesta

*