Texas: Familias pueden obtener $285 por niño por comidas escolares no utilizadas

Texas extendió el plazo para que las familias de bajos ingresos soliciten un subsidio único para alimentos en sustitución de las comidas escolares gratuitas o a precio reducido que los niños no están recibiendo durante la crisis de coronavirus.

Este mes, el programa Transferencia Electrónica de Subsidios por Pandemia, conocido como P-EBT, empezó a ayudar a las familias con niños que han perdido temporalmente el acceso al Programa Nacional de Comidas Escolares debido al cierre de escuelas por la pandemia.

El lunes, el gobernador Greg Abbott y el comisionado ejecutivo adjunto de la Comisión de Salud y Servicios Humanos, Wayne Salter, anunciaron que el plazo, que vencía este mes, será extendido hasta el 31 de julio.

«La extensión del plazo de P-EBT hará posible que los texanos tengan tiempo para inscribirse a este programa y llevar comida nutritiva a sus familias mientras el estado continúa combatiendo covid-19», dijo Abbott en un comunicado.

Se estima que hasta 3.6 millones de niños de bajos recursos cumplen los requisitos para recibir este apoyo único de $285 por niño.

Las familias de los niños pueden gastar los créditos —$1,000 millones pagados por el gobierno federal— en las tiendas de abarrotes con sus tarjetas de beneficios electrónicos, comúnmente llamadas Lone Star Cards.

Deja una respuesta

*