Testaferro de Cabello paga 10 millones de euros por una mansión en España, según OK Diario

El exmilitar y empresario venezolano Rafael Alfredo Sarriá Díaz, identificado por el Departamento del Tesoro de los EEUU como testaferro de Diosdado Cabello, figura en España como propietario de una mansión valorada en 10 millones de euros, una inversión que apuntaría como evidencia de lavado de dinero proveniente del narcotráfico y el saqueo de PDVSA, la estatal petrolera de Venezuela.

Así lo refiere una investigación publicada el lunes por Ok Diario, según la cual Sarriá Díaz y su esposa, Mireya Carolina Hidalgo, “figuran desde octubre de 2016 como propietarios de una mansión valorada en 10 millones de euros situada en la principal arteria de La Moraleja (Madrid), el Paseo Conde de los Gaitanes”.

Según la escritura del Registro de la Propiedad en la notaría donde se formalizó la compra, “el inmueble no está grabado por ninguna hipoteca. Como resultado de esta operación, el testaferro de Diosdado Cabello debe abonar a la Agencia Tributaria 231.000 euros en concepto de Impuesto de la Renta de no Residentes”.

Hace un año, refiere Ok Diario, el Departamento del Tesoro estadounidense bloqueó todos los bienes del exmilitar luego de confirmar que habría realizado “multimillonarias inversiones como testaferro de Diosdado Cabello, para ocultar en varios países la fortuna del número 2 de Nicolás Maduro”.

Más recientemente, el 18 de mayo de 2018, recuerda el medio, el Tesoro de EEUU “dictó una resolución por la que bloquea una docena de inmuebles propiedad de Rafael Sarriá Díaz en Florida y Nueva York, así como tres sociedades en las que aparece como administrador.

“Entre estas propiedades se encuentra un apartamento situado en un bloque de viviendas de lujo en Park Avenue, Manhattan, a dos manzanas de la Trump Tower, y una impresionante mansión con piscina en Boca Ratón (Florida)”.

En septiembre último, una nueva resolución del Tesoro “amplía las sanciones y embarga un jet privado de lujo valorado en 20 millones de dólares, modelo Gulfstream 200, que Sarriá Díaz poseía en Florida.

“El testaferro de Diosdado Cabello tenía matriculada esta aeronave a través de la sociedad Averuca CA, con sede en Caracas (Venezuela). Además, la Oficina de Control de Activos Extranjeros (OFAC) del Gobierno de EEUU ha hecho extensivas las sanciones a una sociedad fundada en 2009 en el paraíso fiscal de las Islas Vírgenes británicas, Quintana Trading LTD., en la que Rafael Sarriá consta como presidente y único accionista.

“El Departamento del Tesoro también ha dictado un embargo sobre una empresa con sede en Valencia (España), Panazeate SL, cuyo administrador es Edgar Alberto Sarrià Díaz, hermano del testaferro de Diosdado Cabello. Pocos días después, el pasado 30 de octubre, Edgar Alberto optó por liquidar esta empresa”, refiere la investigación de OK Diario.

El medio de prensa español pudo constatar también que el testaferro de Cabello “consta como director gerente de la sociedad Globco Group Finance N.V., radicada en la isla de Curasao (Antillas Holandesas), donde la petrolera estatal venezolana PDVSA saqueada por los chavistas gestiona una planta de refinería.

Diosdado Cabello, uno de los hombres de confianza del dictador venezolano Nicolás Maduro, inició su amistad con Rafael Alfredo Sarriá Díaz cuando ambos cursaban la Academia Militar.

Cabello aparece igualmente entre los funcionarios chavistas sancionados por el Gobierno de Trump y en su caso se le identifica con fuertes vínculos con el narcotráfico.

Diario Las Américas

Deja un comentario

*