Sanders lidera encuestas en EEUU en vísperas de primarias en New Hampshire

El senador progresista Bernie Sanders y su joven adversario Pete Buttigieg irrumpieron en New Hampshire con fuerza en la víspera de las elecciones primarias para disputar la Casa Blanca, en una lucha por conseguir la candidatura presidencial demócrata que se vuelve cada vez más cerrada y dura.

El tono de la campaña se atizó con fuertes intercambios de críticas entre el exalcalde Pete Buttigieg y el veterano Sanders, en momentos en que trascendió que, por primera vez, Sanders supera a nivel nacional en los sondeos al exvicepresidente Joe Biden entre los demócratas.

Por 24 horas, este estado de la costa este va a estar en el centro del debate político ya que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, tiene programado un mitin en la noche del martes en Manchester con la promesa de congregar a «multitudes». «Quiero sacudir un poquito a los demócratas», dijo en su cuenta de Twitter.

Para los candidatos demócratas esta votación se perfila como decisiva en la carrera hacia la Casa Blanca, especialmente para Joe Biden y Elizabeth Warren, senadora progresista por Massachusetts, cuyas campañas están de capa caída y aparecen rezagados en las encuestas. 

Pete Buttigieg - Präsidentschaftskanditat der Demokraten (Getty Images/S. Platt)
Pete Buttigieg. Imagen de archivo

Apoyo de clase trabajadora

El favorito para esta votación es Sanders, un aspirante de 78 años que hace cuatro años ganó esta primaria frente a Hillary Clinton, aunque luego no tuvo éxito. Precisamente, la encuesta de la Universidad de Quinnipiac, difundida este lunes, indica que Sanders, con 25 por ciento, se sitúa por encima del moderado Biden (17 por ciento) en todo el país. Detrás saltó el exalcalde de Nueva York Michael Bloomberg, pasando de 8 por ciento a 15 por ciento, seguido de Warren (14 por ciento) y Pete Buttigieg (10 por ciento).

«Creo que tenemos una excelente oportunidad de ganar», aseguró Sanders. Con el avance de las primarias, la amabilidad que regía entre los contendientes comenzó a disiparse. «Estoy compitiendo contra un candidato, Pete Buttigieg, entre otros, que ha recibido contribuciones de más de 40 multimillonarios», dijo Sanders.

«Nuestro apoyo viene de la clase trabajadora de este país», señaló con respecto a su estrategia de recolectar pequeñas cantidades de donantes individuales, con las cuales sumó 25 millones de dólares el mes pasado.

Buttigieg, de 38 años, fue proclamado el domingo como ganador del «caucus» de Iowa, pero la serie de problemas que marcaron las votaciones opacaron su estrecha victoria frente a Sanders. En respuesta al ataque de Sanders, Buttigieg replicó con humor: «Bueno, Bernie es bastante rico y yo aceptaría con gusto dinero de él».

DW

Deja una respuesta

*