Robo en joyería y persecución policial de camión de UPS termina en tiroteo y deja cuatro muertos

Ladrones armados secuestraron un camión de UPS en Coral Gables, lo cual desencadenó una persecución policial por la autopista I-75 que culminó la noche del jueves en un impresionante tiroteo en una concurrida calle de Miramar, al norte de Miami.

La policía informó de cuatro muertos en la balacera, inlcuyendo dos sospechosos del atraco, el chofer regular del camión de UPS –aparentemente llevado como rehén– y una persona en un auto que estaba cerca del lugar.

Una imagen capturada por el Miami Herald mostraba a alguien muerto al volante de un sedán de color oscuro, con las ventanas tapadas por las autoridades.

La Policía de Miramar informó que ningún agente de la ley resultó herido.

La dramática toma de rehenes, persecución y tiroteo fue transmitida por los noticieros de televisión que despacharon sus helicópteros para grabar los sucesos.

Las imágenes mostraron una escena aterradora en la hora pico del tránsito, cuando la furgoneta de UPS se detuvo en Miramar Parkway, cerca de Flamingo Road, en medio de un grupo de apiñados vehículos, detenidos poco después de las 5:30 p.m. Las cámaras televisivas se enfocaron en el asiento del pasajero del camión y captaron pequeñas ráfagas de luz y humo, indicio de disparos.

Policía de Coral Gables dirige el tránsito después del robo en la joyería ubicada en 386 Miracle Mile, donde hubo intercambio de fuego (MiamiHerald)

Varios destellos siguieron cuando la pierna de un hombre se hizo visible desde la puerta, seguida por otro hombre que se subió sobre él, un brazo sobre su cabeza para protegerse en medio del caos.

Imágenes del otro lado de la furgoneta mostaron a policías apresurándose, y súbitamente más de 20 agentes descendieron sobre los hombres que estaban junto al vehículo. Grandes manchas de sangre corrían por el pavimento cuando la policía, y pronto también los paramédicos, se apresuraron a ayudar a los heridos.

Ningún agente resultó herido, dijo una fuente policial al Miami Herald.

La Policía dice que el incidente comenzó el jueves por la tarde en Coral Gables, cuando al menos dos hombres intentaron robar la joyería Regent Jeweler en la pintoresca calle comercial Miracle Mile.

ATTENTION DRIVERS: Southbound Flamingo Road at Pembroke Road will be temporarily shutdown due to an on-going police scene at Miramar Parkway. Please seek an alternate route. pic.twitter.com/L0xolF8dqW— Pembroke Pines PD (@PPinesPD) December 5, 2019

Se produjo una balacera en la joyería, frente al Ayuntamiento de Coral Gables. Vince Lago, vicealcalde de Coral Gables, dijo que el personal municipal le infromó que los disparos se produjeron como parte de un intento de robo en una joyería cercana.

Update, we are currently investigating an armed Robbery to the Regent Jeweler’s located at 386 Miracle Mile. Traffic is being redirected. Avoid the area.— Coral Gables Police (@CoralGablesPD) December 5, 2019

“Una bala atravesó la ventana de la oficina del secretario de la ciudad”, dijo Lago.

Coral Gables Police say this was an armed robbery. @CBSMiami https://t.co/wlOmjjaPk0— Jorge K Gonzalez (@jorgekgonzalez) December 5, 2019

El camión de UPS fue robado poco después. Los agentes de policía pronto encontraron el camión, que subió al Florida Turnpike, luego a Okeechobee Road y posteriormente a la Interestatal 75, en el Condado Broward. Los ladrones aparentemente dispararon a la policía durante la persecución.

La camioneta salió en Pembroke Pines y se abrió paso a través de las calles mientras era seguida por una marea de patrullas.

Camión de reparto de UPS involucrado en un robo en Coral Gables que desencadenó un tiroteo, el 5 de diciembre de 2019 (MIAMIHERALD)

Después del tiroteo, los paramédicos se apresuraron a atender a los hombres heridos. El Canal 7-WSVN informó que al menos una persona había sido trasladada a un centro de trauma.

Las autoridades policiales en dos condados intentaron el jueves por la noche dilucidar cómo llegó todo a suceder. Igualmente sucedió en UPS, compañía que se encuentra en plena temporada de entrega de regalos navideños.

“Estamos tratando de conocer el estado de nuestro personal y estamos preocupados por su seguridad”, dijo un portavoz de UPS en un comunicado. “Apreciamos el servicio de las fuerzas del orden y cooperaremos con ellas para llevar a las personas que ponen a nuestra gente en peligro ante la justicia”.

Los dos atracadores abatidos en tiroteo tenían un largo historial delictivo

Las autoridades identificaron el viernes a los hombres como Lamar Alexander, de 41 años, y Ronnie Hill, de 41 años. Los dos habían salido de prisiones estatales en 2017.

La policía los abatió a tiros el jueves al anochecer en un enfrentamiento caótico en medio de la hora pico del tráfico, que fue transmitido en vivo por la televisión. El chofer del camión de UPS que habían secuestrado en Coral Gables tras atracar una joyería, así como una persona que estaba en su auto cerca del tiroteo, también fallecieron en el enfrentamiento.

Los registros indican que Alexander fue declarado culpable de robo a mano armada en el Condado Lee en 2008, y fue liberado en 2017, según los archivos de prisiones.

El hermano de Alexander, Corey Smith, es el entrenador de football de la escuela secundaria Miami Senior High. Smith dijo que Alexander tenía tres hijos.

Smith dijo que se dirigía a su casa tras una práctica de football el jueves cuando recibió una llamada “histérica” de su mamá. Cuando llegó a casa, vio la conclusión de los hechos en la televisión.

“Yo no sabía que estaba viviendo así”, dijo Smith. “En la vida hay que tomar mejores decisiones. A nosotros no nos criaron así. Yo adoro a mi hermano, pero él ha estado tomando decisiones equivocadas toda su vida”.

Smith dijo expresa sus condolencias a la familia de Frank Ordóñez, el chofer de UPS abatido, y la familia del hombre que pereció cerca del tiroteo al volante de su auto, así como a todos los policías que respondieron a los hechos.

“Fue algo que no debió haber sucedido” afirmó.

Hill había salido en libertad tras cumplir un año de prisión por varios robos, muestran los registros estatales.

El Nuevo Herald y Miami Herald

Deja un comentario

*