Presunto cómplice de Keiko Fujimori no irá a la cárcel por estar en «procedimiento especial»

El fiscal peruano José Domingo Pérez retiró el pedido de detención preventiva durante 36 meses para Ítalo Pachas Quiñonez, uno de los implicados en la presunta comisión del delito de lavado de activos por el que se investiga a la líder opositora Keiko Fujimori.

Al comienzo de la audiencia en la que se reinició la vista del pedido fiscal de 36 meses de prisión preventiva contra los implicados, que se postergó el pasado domingo, Pérez comunicó el «desestimiento» del pedido en elcaso de Pachas por estar sometido a un «procedimiento especial«.

Este procedimiento implica que laFiscalía evalúa si el investigado es considerado como colaborador o testigo en este proceso.

Al conocer la solicitud, el juez Richard Concepción Carhuancho pidió la opinión de la defensa pública del investigado, quien señaló que no se oponía a la medida, por lo que el magistrado aceptó el pedido y el defensor se retiró del tribunal.

Pachas, quien era dirigente fujimorista en la ciudad norteña de Nueva Cajamarca, en la región San Martín, es sindicado como una de las personas que coordinó aportes falsos a la campaña electoral deKeiko Fujimori en 2011.

Tras anunciar su decisión, Concepción Carhuancho señaló que la audiencia continuará contraKeiko Fujimori y otros diez de sus colaboradores.

En la audiencia el juez tomará una decisión sobre el pedido de prisión para Keiko y sus colabores Pier Figari, Ana Herz, Jaime Yoshiyama, Adriana Tarazona, Carmela Paucará, Jorge Yoshiyama Sasaki, Vicente Silva Checa, Luis Alberto Mejía Lecca, Giancarlo Bertini y Augusto Bedoya.

La vista judicial se retomó tras haber sido suspendida el domingo para dar un plazo al fiscal Pérez para entregar documentos pedidos por los abogados defensores y formular las acusaciones específicas para cada uno de las personas investigadas.

A la hija del expresidente Alberto Fujimori se le imputa la supuesta financiación irregular de su campaña para las elecciones presidenciales de 2011, en las que aparentemente enmascaró grandes donaciones de dinero con múltiples aportes ficticios.

Entre el dinero ocultado puede estar el millón de dólares que la constructora brasileña Odebrecht, protagonista del mayor escándalo de corrupción de la historia de Latinoamérica, afirmó haber entregado en sendas partidas de 500.000 dólares a los exministros fujimoristas Yoshiyama y Bedoya.

Fuente: Diario Las Américas

Deja una respuesta

*