¿Por qué Pelosi rompió el discurso de Trump?

La presidenta de la Cámara de Representantes Nancy Pelosi tuvo la última palabra sobre el discurso del Estado de la Unión pronunciado por el presidente Donald Trump: recién había acabado de hablar Trump el martes por la noche, Pelosi partió su copia en dos.

Lo hizo en el podio, detrás de Trump y frente a las cámaras. Mientras él bajaba las escaleras, ella lo rompió de nuevo. Luego por tercera vez. Luego una cuarta. Si Trump llegó a percatarse del gesto que estaba sucediendo detrás de él, no reaccionó cuando se fue, pero Pelosi estaba a sus anchas, con un profundo conocimiento de su audiencia, y no había terminado.

Y si acaso quedó alguna duda, cuando Trump se fue Pelosi levantó lo que quedaba del texto y lo agitó dirigiéndose a su familia, en la parte trasera de la sala a la vista de los periodistas.

El momento hizo eco del aplauso sarcástico que le brindó Pelosi a Trump el año pasado, en el mismo lugar, cuando el presidente republicano comenzó su discurso.

El discurso “fue un manifiesto de falsedades», dijo Pelosi a los periodistas al abandonar el Capitolio. Romper el discurso era “lo más cortés, dada la alternativa”, agregó.

El gesto no estaba planeado de antemano, dijo una fuente allegada a Pelosi que pidió permanecer anónima.

Los republicanos rechazaron el gesto de Pelosi, tildándolo de berrinche y una falta de respeto.

Al romper el discurso «rompió toda posibilidad de atraer a votantes independientes», dijo el portavoz de la campaña de Trump, Tim Murtaugh. «Pelosi y los demócratas no hicieron nada mientras escuchaban todas las buenas noticias para los estadounidenses en ese discurso», agregó.

«Fue un discurso sobre héroes y trabajadores de la patria”, tuiteó el republicano Steve Scalise, alegando que Pelosi “decidió literalmente que ESO merecía ser partido en dos», agregó.

Romper el discurso le dio a Pelosi la última palabra visual sobre Trump, quien en este momento cuenta con fuerza política. Llegó a la cámara con todo el Partido Republicano detrás de él y después del revés sufrido por los demócratas ante la falta de resultados en los caucus de Iowa la noche anterior.

Si bien Trump fue sometido a juicio político por la Cámara de Representantes, donde dominan los demócratas, está a punto de ser absuelto por el Senado donde los republicanos son mayoría. Los demócratas, mientras tanto, están envueltos en una intensa campaña interna para definir su candidato presidencial de cara a las elecciones de noviembre.

DLA

Deja una respuesta

*