Pompeo define ataque a refinerías de Arabia Saudita como «acto de guerra» y dice que EEUU respaldará a este país

El secretario de Estado, Mike Pompeo, ha mantenido este jueves alta la tensión entre EEUU e Irán al tuitear que el Gobierno respaldará a Arabia Saudita en su «derecho a defenderse» ante el ataque a rafinerías petrolíferas clave de este país perpetrado el pasado sábado y que en su opinión fue responsabilidad de Irán. 

Anteriormente, Pompeo declaró que el ataque fue un «acto de guerra». 

Pompeo estuvo este miércoles de visita en Arabia Saudita. Al anunciar que se reunió en la ciudad de Yidda con el príncipe heredero y ministro de Exteriores del país, Mohammed bin Salman, el secretario de Estado afirmó que «la actitud amenazante de Irán» no será tolerada. 

También aseguró que los ataques dos refinerías de Aramco consideradas clave para el abastecimiento mundial de crudo y consideradas clave para el abastecimiento mundial de crudo, fueron «inauditos», según The Associated Press. La operación militar fue reivindicada por los rebeldes hutíes de Yemen, apoyados por Irán y en guerra desde hace años contra una coalición liderada por Arabia Saudita.

Por su lado, los saudíes mostraron este miércoles restos de misiles y drones y citaron otras pruebas que, según sostienen, demostrarían que la ofensiva estuvo “indudablemente patrocinada por Irán», una afirmación no confirmada independientemente por NBC, la cadena hermana de Telemundo.

Irán, por otra parte, niega tener responsabilidades en la operación contra los centros petroleros saudíes, y alertó de que tomará represalias si EEUU lo ataca. El presidente del país, Hassan Rouhani, dijo que los ataques deberían representar para Arabia Saudita una advertencia para que acaben la guerra en Yemen y reiteró que estos tienen la autoría de los rebeldes hutíes.

Este miércoles, el presidente, Donald Trump, anunció que incrementará la presión sobre Irán con nuevas sanciones debido a los recientes bombardeos en campos petroleros en Arabia Saudita.

“¡Acabo de instruir al secretario del Tesoro para que aumente sustancialmente las sanciones en el país de Irán!” dijo Trump en su cuenta en la red social Twitter.

Arabia Saudita, por su parte, informó que se ha unido a la coalición naval que Estados Unidos intenta impulsar en el Golfo Pérsico para supervisar la seguridad en el estrecho de Ormuz. A esta coalición también se sumó este jueves Emiratos Árabes Unidos, Anteriormente, se agregaron a ella Reino Unido, Bahrein y Australia.

Una fuente del Ministerio de Defensa saudí, que no fue identificada, dijo que su país se une a esta alianza internacional para «proteger a los buques mercantes a través de la navegación segura para garantizar la libertad de navegación marítima y el comercio internacional», ha reportado la agencia saudí SPA.

El funcionario ha agregado que objetivo también es «disuadir y contrarrestar las amenazas a la navegación y garantizar la seguridad energética global y flujo continuo de suministros de energía». 

Los ataques del pasado sábado tuvieron repercusión en los mercados internacionales, al disparar a principios de esta semana el precio del petróleo.  

El ministro de Energía saudita, el príncipe Abdulaziz bin Salman, anunció el martes que la capacidad de producción de petróleo en las plantas afectadas se restablecería por completo a fines de mes, De esta manera, alivió los temores de una interrupción importante del mercado petrolero.

En el estratégico Golfo Pérsico, por el que cruza una quinta parte del crudo mundial, se han producido desde el pasado mayo una sucesión ataques a petroleros y buques cisterna de los que Washington ha responsabilizado a Teherán, que a su vez se ha desvinculado de los mismos.

La tensión entre estos dos países volvió a crecer después de que Trump retirara a EEUU de un acuerdo nuclear entre distintas potencias internacionales e Irán e impusiera a este último nuevas sanciones económicas. Irán pidió que se quitaran estas sanciones y se reestableciera ese acuerdo nuclear como condiciones para volver a negociar con EEUU. De otra forma, dijo Ali Khameini, líder supremo religioso de Irán, no habrá ningún diálogo entre los dos países.

Trump afirmó este domingo que EEUU estaba «cargado y listo» para contestar al ataque a los centros petrolíferos saudís del día anterior. SIn embargo, de una reunión de alto nivel de seguridad nacional mantenida el lunes no emergió que un ataque de EEUU fuera inminente. 

Telemundo Noticias

Deja una respuesta

*