Piñera anuncia paquete de medidas para calmar protestas

El presidente de Chile, Sebastián Piñera, anunció la noche de este martes una serie de medidas, en un intento por responder a las demandas sociales planteadas por la ciudadanía, que desde el viernes se manifiesta en las calles a través de protestas y movilizaciones que han paralizado al país sudamericano y dejado 16 muertos y decenas de personas heridas.

Entre las propuestas más relevantes se encuentran el aumento del salario mínimo de 301.000 a 350.000 pesos a costo estatal, la creación de un seguro catastrófico de enfermedades, el aumento «inmediato del 20 por ciento en la pensión básica solidaria apenas se apruebe la ley» y la creación de un nuevo tramo impositivo del 40 por ciento para quienes ganen más de 8 millones de pesos mensuales (10.000 euros).

Asimismo, anunció que se planteará la «reducción de las dietas parlamentarias y los funcionarios públicos», además de la limitación de la reelección y reducción del número de parlamentarios. También se reformará el Fondo Común Municipal, para que las comunas más ricas del país aporten más recursos a las más pobres, además de la anulación del alza del 9,2 por ciento en las tarifas eléctricas.

Escuchó a la ciudadanía

En un discurso más moderado, tras su criticada referencia a que el país estaba «en guerra», Piñera pidió «perdón a mis compatriotas» por su falta de visión ante la crisis. «Hemos escuchado, fuerte y clara, la voz de la gente expresando pacíficamente sus problemas, sus dolores, sus carencias, sus sueños y esperanzas de una vida mejor”, sostuvo. Anteriormente, el gobierno solo había calificado de «acciones delictivas” las protestas.

«Esta agenda social no solucionará todos los problemas que aquejan a los chilenos. Pero será un aporte necesario y significativo para mejorar su calidad de vida, y muy especialmente la de los sectores más vulnerables y la clase media, con especial prioridad por los niños, las mujeres y los adultos mayores», dijo el mandatario derechista, que presentó las propuestas tras reunirse con dirigentes oficialistas y opositores en el Palacio de la Moneda.

Muchos de los proyectos serán presentados con carácter de urgencia al Parlamento. Sin embargo, Piñera deberá alinear a su propio sector, que este mismo martes votó en bloque contra la disminución de la dieta parlamentaria, que pese a ello fue aprobada en la Cámara de Diputados con votos de la oposición. El proyecto fue presentado hace cuatro años por parlamentarios que hoy militan en el izquierdista Frente Amplio.

Piñera agregó que sabe «que algunos piden terminar con los estados de emergencia y el toque de queda. Todos lo queremos. Pero como presidente es mi deber levantar los estados de emergencia cuando tenga seguridades que el orden público, la seguridad ciudadana y los bienes, tanto públicos como privados, estén debidamente resguardados».

Enfrentamientos en Santiago de Chile.
Enfrentamientos en Santiago de Chile.

DW

Deja una respuesta

*