Misión histórica: astronautas a bordo cápsula privada de SpaceX regresan a la Tierra

Dos astronautas de la NASA regresaron a la Tierra el domingo en un emocionante amerizaje a la antigua usanza, en el que su cápsula sostenida por paracaídas cayó en el Golfo de México y con ello puso fin a un vuelo de prueba sin precedentes para la compañía SpaceX de Elon Musk.

Es la primera vez en 45 años que astronautas estadounidenses regresan a la Tierra con caída en paracaídas sobre el mar, y se hizo con la primera nave espacial fabricada y operada comercialmente. El regreso allana el camino para el lanzamiento de otra tripulación de SpaceX, probablemente el mes próximo, y para viajes de turismo espacial el año entrante.

Los pilotos de prueba Doug Hurley y Bob Behnken volvieron a la tierra en la cápsula Dragon de SpaceX menos de un día después de haber partido de la Estación Espacial Internacional y luego de dos meses de haber despegado de Florida.

Con su regreso se dio fin a la misión Demo-2, con la que se certificará la capacidad de SpaceX, la compañía de Elon Musk, para realizar viajes espaciales comerciales.

La cápsula cayó en las tranquilas aguas del golfo a unos 64 kilómetros (40 millas) de Pensacola, y a cientos de kilómetros de la tormenta tropical Isaías que azota la costa de Florida en el Atlántico.

“Bienvenidos de vuelta al planeta Tierra y gracias por volar con SpaceX”, declaró el Control de la Misión desde la sede de la compañía.

“Realmente fue un honor y un privilegio para nosotros”, respondió Hurley.

El regreso a casa de los astronautas en la cápsula apodada Endeavour fue rápido, agitado y caliente, al menos en el exterior.

Deja una respuesta

*