Miami-Dade ordena cierre de restaurantes, salas de baile y gimnasios

El alcalde del condado Miami-Dade hizo retroceder la apertura de algunos negocios este lunes, debido al repunte en el porcentaje de pruebas positivas de COVID-19 y un aumento en las hospitalizaciones.

«Estoy firmando una orden de emergencia que cerrará los restaurantes (a excepción de los servicios de comida para llevar y entrega), junto con salones de baile, instalaciones para banquetes, lugares para fiestas, gimnasios y alquileres a corto plazo», señaló el alcalde Carlos Giménez, según un comunicado de prensa.

Estos cierres, entre otros que se incluirán en la orden, entrarán en vigencia el miércoles 8 de julio. «Queremos asegurarnos de que nuestros hospitales continúen teniendo el personal necesario para salvar vidas», argumentó el alcalde.

Se mantendrán abiertas las actividades al aire libre, incluidas las piscinas de condominios y hoteles con estrictas reglas de distanciamiento social y uso máscaras, así como campamentos de verano y guarderías infantiles con límites de capacidad estrictos, que requieren uso de cubrebocas y distanciamiento social de al menos 6 pies, señaló la alcaldía.

Las playas estarán abiertas este martes 7 de julio de 2020, «pero si vemos hacinamiento y personas que no siguen las reglas de salud pública, me veré obligado a cerrar las playas nuevamente», aclaró Giménez.

Deja una respuesta

*