Marea roja en Miami-Dade: cierran playas al norte de Haulover

Después de una serie de pruebas donde se confirmó la presencia de marea roja en el agua, las autoridades de Miami-Dade ordenaron el cierre de varias playas al norte de Haulover Inlet, anunció el condado al amanecer del jueves.

Diferentes pruebas de laboratorio confirmaron que hay marea roja en el océano luego que el alga tóxica viajó desde las aguas del Golfo hasta el Atlántico, lo que ha causado una crisis ambiental y turística en la Florida.

Según indican las pruebas de laboratorio, hay una “concentración mediana” de alga vinculada con la marea roja en Haulover Park, de acuerdo con una alerta que emitió la oficina de Carlos Giménez, alcalde de Miami-Dade.

Un poco más al sur, las muestras de aguas de Miami Beach y de Key Biscayne indican que la “concentración está entre un rango bajo y un rango muy bajo”. Los niveles eran demasiado bajos para cerrar las playas al sur de Haulover.

Haulover Inlet se encuentra al norte de Miami-Dade, cerca de 10800 Collins Avenue, al norte de Bal Harbour. Este tipo de problema con las algas por lo general no aparece en la costa este de la Florida, aunque se detectó el lunes en el Condado Palm Beach después que algunos bañistas se quejaron de síntomas relacionados con el alga tóxica.

Las playas se cerraron el domingo. Los resultados llevaron a realizar más pruebas a lo largo de la Costa Atlántica, donde se incluyeron cuatro playas de Miami-Dade y partes de Broward, así como aguas a unas dos millas de la orilla.

El miércoles, las autoridades de Broward dijeron que todavía estaban esperando por los resultados. El jueves por la mañana, aún no estaban listos.

La detección de la marea roja en Miami-Dade lleva el alga al condado más poblado de toda la Florida, y convierte en mayor una crisis que hasta hace poco solo existía en la costa oeste. Las autoridades locales comenzaron a temer las confirmaciones de las pruebas después que el alga se propagó a los condados Palm Beach, Martin y St. Lucie, donde las playas se cerraron esta semana y empezaron a aparecer peces muertos en la costa.

Los científicos creen que la marea roja, que apareció primero en el Golfo de México, cerca de Sarasota, hace aproximadamente un año, quedó atrapada en la Corriente del Golfo, que se conecta con la corriente de la Florida y corre hacia el norte a lo largo de la Costa Atlántica.

En agosto y septiembre, satélites de la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica (NOAA) detectaron alguna evidencia del alga al oeste de las Islas Marquesas cerca de Dry Tortugas, lo que sugirió que el alga pudo haber llegado a los Cayos.

La marea roja es un alga naturalmente tóxica, lo que puede empeorar la contaminación costera. La Costa Atlántica rara vez tiene marea roja, ya que el alga que la causa vive en la Costa del Golfo a grandes profundidades.

Durante el verano y el otoño, la marea roja afecta grandemente la Costa del Golfo, lo que obliga a cerrar playas y daña enormemente el turismo y los negocios de la

zona. La marea roja provoca problemas de salud, entre otras dolencias respiratorias.

El comunicado del condado le aconseja a las “personas con problemas respiratorios severos o crónicos que eviten visitar las áreas donde se ha detectado la presencia de la marea roja”.

Fuente: El Nuevo Herald

Deja una respuesta

*