Lopetegui a llorar para el valle, fuera del Real Madrid

Julen Lopetegui fue cesanteado por el Real Madrid este lunes tras cuatro meses en el cargo, Santiago Solari es el interino que lo reemplaza, las claves de su despido son las siguientes:

1. No exigir refuerzos de altura:

Recién llegado al cargo de entrenador del Real Madrid, su gran sueño, Lopetegui no quiso plantear un pulso a los dirigentes del club cuando fue pasando el verano y no llegaba un relevo de garantías para Cristiano Ronaldo. Pidió un central y un delantero contrastado. A última hora llegó Mariano sin que sus deseos fuesen satisfechos y aceptó el reto de aumentar la productividad goleadora de Karim Benzema y Gareth Bale, y dejugadores de segunda línea como Isco y Marco Asensio.

2. Los peores resultados de la ‘era Florentino Pérez’:

Nunca un técnico del equipo blanco tuvo un inicio tan discreto en resultados, con solo seis victorias en catorce partidos y el mismo número de derrotas. Lopetegui comenzó perdiendo la Supercopa de Europa ante el Atlético de Madrid y el buen inicio de la Liga y el triunfo con buen fútbol ante el Roma en el estreno en Liga de Campeones no invitaban a pensar en el desplome.

Un empate en San Mamés ante el Athletic fue el aviso antes de la pérdida de identidad en la goleada encajada en Sevilla y el empate de impotencia en el derbi madrileño frente al Atlético, y las derrotas ante Alavés y Levante, más la estocada final del clásico contra el Barcelna, sentenciaron a Lopetegui.

Entre medias, un encuentro perdido en Moscú ante el CSKA en el que el campeón de Europa rebajó su poderío.

3. La gestión de Vinicius:

Ha sido el punto de mayor fricción de Lopetegui con su directiva. Las altas esferas deseaban minutos para el joven delantero brasileño y Julen llegó a asegurar que “necesita tiempo de cocción”. Solo le concedió unos minutos, en uno de los encuentros más importantes, en el derbi ante el Atlético de Madrid. Ante rivales de menor entidad no fue convocado o se quedó en el banquillo. El pulso acabó siendo visible para todos en el clásico. Después de que el club recurriese la expulsión del brasileño con el equipo filial y lograse la suspensión de una tarjeta por Apelación, Lopetegui se lo llevó a Barcelona para dejarlo finalmente en la grada del Camp Nou, sin poder ayudar al Castilla que perdió su partido ante el Fuenlabrada.

4. El físico y las lesiones:

El Real Madrid ha acusado el mal momento físico de sus jugadores referentes por culpa del Mundial de Rusia. La corta pretemporada realizada y el gran desgaste del último curso les ha pasado factura. Además, ha sufrido una plaga incesante d lesiones: Odriozola y Vallejo en pretemporada, Marcelo hasta en tres ocasiones, la apendicitis de Isco, Dani Carvajal, Karim Benzema, los sustos de Gareth Bale que le hacen jugar con miedo a romperse, Varane y Mariano en el Camp Nou. Han condicionado la labor de Julen.

5. La falta de pegada:

No encontró Lopetegui nadie que asumiese los 50 goles que como mínimo garantizaba Cristiano Ronaldo por temporada. El inicio de Bale y Benzema ilusionó, pero ambos se apagaron y el Real Madrid lo acusó. Estuvo 8 horas y un minuto sin lograr marcar un solo tanto, estrellándose en los postes y con la excusa de que generaba ocasiones. Le faltaron variantes y apenas juntó unos minutos a sus dos ‘nueves’: Karim y Mariano. Esos encuentros de duda en el juego que el Real Madrid ganaba por pegada las últimas temporadas, los perdía con Lopetegui por la falta de estabilidad defensiva. La mezcla explotó en una crisis que acabó con un punto de los quince últimos ligueros y la derrota de Moscú en ‘Champions’.

6. Alternancia en la portería:

El club se decidió a fichar al mejor portero del Mundial 2018, el belga Thibaut Courtois, en una oportunidad de mercado que no quería dejar escapar tras lo ocurrido con De Gea o Kepa. La eterna duda sobre Keylor Navas se plasmaba en un jugador que llegaba para ser titular y Lopetegui lo tuvo unos partidos en el banquillo. Cuando le dio la alternativa, lo hizo solo en Liga. Los partidos de Liga de Campeones los jugó Keylor Navas en una decisión poco entendida en las altas esferas del club. No le fue bien, el Real Madrid solo dejó su portería a cero en cuatro de los catorce partidos dirigidos por Julen y fue zarandeado en duelos grandes ante Sevilla (3-0) y Barcelona (5-1).

7. Goles en las primeras partes:

Plasmaron la falta de mentalidad y actitud de un grupo de jugadores que ha ido a remolque en casi todos sus partidos esta temporada. Ante Girona, Leganés, Athletic Club, los tres del Sevilla en el primer acto, CSKA a los dos minutos, dos del Levante y otros dos del Barcelona, encajó en los primeros 45 minutos. Lopetegui no supo resolver el problema y aumentar la intensidad de sus jugadores desde el pitido inicial.

Fuente: Diario Las Américas

Deja un comentario

*