Las autoridades sanitarias en EEUU anunciaron que no habrá cruceros en el país hasta octubre

Cada vez más lejos está la recuperación de uno de los motores económicos del sur de la Florida. El CDC anunció que vuelve a posponer la fecha en la que consideran seguro que los cruceros vuelvan a operar, considerando que al menos 13 estados en el país están viendo un aumento en el número de contagios de coronavirus.
Los cruceros, una industria que en Estados Unidos emplea alrededor de 250 mil personas, no podrán operar en aguas de este país al menos hasta el 1 de octubre. Así lo anunció el Centro para el Control de Enfermedades (CDC por sus siglas en inglés), la máxima autoridad nacional guiando los protocolos para prevenir el COVID 19.

Previamente la agencia de salud había impuesto una restricción a los cruceros hasta el 24 de julio. La extensión anunciada hoy se debe al aumento de casos de COVID-19 en territorio estadounidense, especialmente en el sur de la Florida ya que Miami es la capital mundial de los cruceros.

La asociación de líneas de cruceros internacionales (de la cual son miembros empresas como Royal Caribbean Group, Carnival Corporation, Norwegian Cruise Line Holdings, MSC Cruises, Disney Cruise Line y Virgen Voyage, entre otras) había cancelado unilateralmente todo tipo de viaje en crucero saliendo desde los Estados Unidos hasta el 14 de septiembre. La nueva disposición atrasaría dos semanas más su vuelta al trabajo.

Esta industria ha sido particularmente afectada por el COVID-19. En norteamérica tienen suspendidas sus operaciones desde el 13 de marzo, generando pérdidas millonarias. Para Miami-Dade es especialmente preocupante la crisis que atraviesa esa sub-industria del turismo ya que las compañías de cruceros más grandes del mundo tienen todas sus oficinas centrales aquí y son, en conjunto, el mayor empleador de la región. Todas las empresas de cruceros se han reestructurado durante la pandemia prescindiendo en su mayoría de hasta un tercio de sus empleados.
Al suspenderse las operaciones en mar de las líneas de cruceros se comenzó un proceso de repatriación de pasajeros con casos especiales, como Argentina, donde los países de origen no estaban aceptando a sus propios ciudadanos, quedando estos varados en alta mar.

Deja una respuesta

*