Irán aboga por “distensión y diálogo” en medio de grave crisis

Irán se declaró el domingo a favor de una «distensión» después de 10 días de alta crispación con Estados Unidos, en medio de la cual Teherán derribó accidentalmente un avión ucraniano muriendo 176 personas.

«Estamos convencidos (…) que la única solución a (la) crisis pasa por la distensión y el diálogo», declaró el emir de Qatar, jeque Tamim bin Hamad Al Thani, tras reunirse con el presidente iraní, Hasan Rohani, en Teherán.

En este contexto de gran tensión, el secretario de Defensa estadounidense, Mark Esper, declaró también el domingo a la cadena CBS que el presidente Donald Trump aún está abierto a hablar con Irán «sin condiciones previas, una nueva vía, una serie de medidas que harán de Irán un país más normal».

Poco antes, Trump había advertido a Irán que el mundo y «más importante, Estados Unidos, está mirando», al referirse a protestas que ocurrieron el sábado por parte manifesantes indignados porque Irán negó en un principio su responsabilidad en el derribo del avión.

Irán reconoció el sábado que un misil disparado por un «error humano» provocó la catástrofe en la que murieron el miércoles 176 personas -la mayoría iraníes y canadienses-, pese a que inicialmente lo había negado.

Por otro lado, Irán reconoció este domingo haber detenido brevemente en Teherán al embajador británico, Rob Macaire, tras asistir a una manifestación. El jefe de la diplomacia europea, Josep Borrell, se dijo «muy preocupado» por esa detención.

Canadá exige investigación y europeos endurecen lenguaje

En tanto, el primer ministro de Canadá, Justin Trudeau, afirmó también hoy que «no nos detendremos hasta que se haga justicia» para las familias de las víctimas del derribo del avión ucraniano, en el que viajaban 57 canadienses.

«Ustedes deben sentirse insoportablemente solos, pero no lo están», dijo el jefe de gobierno, muy conmovido, ante unas 1.700 personas reunidas en la Universidad de Edmonton, la ciudad donde vivían 13 de las 57 víctimas canadienses.

«Continuaremos trabajando con nuestros socios para garantizar que se realice una investigación transparente y exhaustiva», afirmó Trudeau. «No nos detendremos hasta que tengamos respuestas. 

Mientras, Francia, Alemania y el Reino Unido endurecieron este domingo su lenguaje hacia Irán en un comunicado conjunto, en el que exhortaron a Teherán a no incumplir los acuerdos nucleares de 2015 y denuncian su papel de desestabilizador en la región y su programa balístico.

«Es esencial que Irán vuelva al pleno respeto de sus obligaciones contenidas en el acuerdo (de desnuclearización). Hemos mostrado nuestra profunda preocupación frente a las acciones emprendidas por Irán en violación de sus compromisos desde julio de 2019», indicó el documento, en referencia al enriquecimiento de uranio.

Los tres firmantes denunciaron el «papel desestabilizador» que ha desempeñado Teherán los últimos meses en la región, sobre todo mediante los Guardianes de la Revolución Islámica y la fuerza Al Quds.

DW

Deja una respuesta

*