Imelda causa estragos en el sur de Texas: Dos muertos, carreteras inundadas y familias atrapadas

Los efectos residuales de Imelda, un fenómeno meteorológico que tocó tierra el pasado martes como tormenta tropical cerca de Freeport, Texas, provocaron este jueves en algunas zonas del sureste de este estado, incluida Houston, consecuencias devastadoras. 

Lluvias que dejaron acumulaciones de agua medibles en más de tres pies inundaron varias carreteras y algunas localidades, dejando a conductores bloqueados en sus vehículos y a familias atrapadas en sus casas. Al menos dos personas fallecieron en consecuencia de los daños provocados por la tormenta. 

A algunos la situación les ha recordado el paso del huracán Harvey, que en 2017 arrasó en algunas comunidades de las mismas zonas. Y las previsiones indican que se esperan 5 pulgadas adicionales de lluvias, que podrían sumarse este viernes a las hasta 40 que ya dejó la tormenta en las últimas horas. 

Como destaca la emisora local KBMT, varias alertas por inundación siguen activas. El Servicio Meteorológico Nacional explicó que con esas cantidades de lluvias Imelda se convertiría en la séptima tormenta por cantidad de lluvias generada en la historia de EEUU.

Una de las dos víctimas mortales fue Hunter Morrison, un joven de 19 años que se electrocutó y se ahogó mientras intentaba desplazar su caballo desde un punto inundado en el condado de Jefferson. 

La otra fue un hombre de entre 40 y 50 años, cuya identidad no ha sido todavía difundida, que quedó atrapado en una camioneta cerca del aeropuerto intercontinental Bush de Houston y murió ahogado, según afirmó el alguacil del condado de Harris, en el que está incluida esta ciudad. 

La de la cuarta urbe de EEUU fue justamente una de las áreas más afectadas. La oficina del alguacil del condado de Harris aseguró que recibió casi mil llamadas para operaciones de rescate y evacuación de personas que fueron tomadas de sorpresa por la intensidad y la larga duración de las precipitaciones.

En el aeropuerto internacional de Houston se tuvieron que cancelar o retrasar más de 900 vuelos. Las carreteras del centro quedaron llenas de carros abandonados y sumergidos, mientras que miles de otros conductores quedaron prácticamente parados en calles estrechas cerca de bancos inundados. 

Las autoridades pidieron a los trabajadores que permanecieran en las oficinas tres o cuatro horas más del horario habitual de salida para evitar colapsar ulteriormente el tráfico.

El alcalde de la ciudad, Sylvester Turner, aseguró que este jueves por la noche el agua había empezado a retirarse de los puntos inundados en el área. Pero las zonas que sufrieron aguaceros e inundaciones fueron más extensas. Las consecuencias de Imelda afectaron también a partes del suroeste de Luisiana.

 “Fue aterrador”, contó a NBC Erika Zamora, residente de Winnie, una pequeña localidad del condado de Chambers, Texas. Este pueblo fue uno de los más golpeados por los efectos devastadores de la tormenta. 

La mujer, que agregó que está embarazada, se encontraba en casa con su esposo y sus cinco hijos. «Abrí la puerta y el agua estaba en nuestra puerta», aseguró. Un vecino con un bote de rescate logró sacarlos de la casa y llevarlos a un lugar seguro. Pero los Zamora dijeron que creían que habían perdido casi todas sus pertenencias.

«El agua siguió subiendo. Siguió subiendo. No podía creerlo», contó Ruby Trahan Robinson, una mujer de 63 años residente en la pequeña localidad de China, en el condado de Jefferson. “Parecía avanzar como un río, añadió mientras se instalaba en un refugio montado en el Ayuntamiento de este pueblo ubicado a las afueras de Beaumont. 

Mientras suplicaba a los residentes de Houston que no se movieran y se quedaran quietos, el alcalde de la ciudad, Sylvester Turner, evocó el recuerdo de Harvey, que arrojó más de 50 pulgadas (127 centímetros) de lluvia en 2017. “Tengan en cuenta que estamos bajo alerta por inundación repentina”, tuiteó por la mañana.

Cuando habló este jueves con NBC, el alguacil del condado de Chambers, Bryan Hawthorne, tenía un solo deseo, según aseguró. “Que la gente rece para que deje de llover”.

Telemundo Noticias

Deja una respuesta

*