Gran expectativa por futuro del estadio de David Beckham

Una sola palabra resume el sentimiento que hay en este momento en opositores y defensores de proyecto del estadio de fútbol de David Beckham: expectativa. Una gran expectativa sobre la decisión final que tome la comisión de la ciudad de Miami sobre una propuesta muy polémica, que incluso ya ha generado la primera demanda contra el municipio.

La reunión de este miércoles fue planeada, sin la participación del público. Pero eso podría cambiar si hay una moción de alguno de los comisionados para que haya audiencia pública y los comisionados votan a favor de la misma.

El comisonado Ken Russell sigue siendo el voto decisivo. Él y su equipo estuvieron reunidos con diferentes grupos, con Jorge Mas y otros para clarificar las dudas del comisionado.

Demanda a Miami

Horas antes que la Comisión de Miami se reuniera para votar sobre una propuesta de David Beckham y sus socios para construir un complejo comercial y estadio de fútbol en un campo municipal de golf que está cerca del Aeropuerto Internacional de Miami, un abogado presentó una demanda para detener el plan.

La demanda presentada el miércoles por el abogado William Douglas Muir en un Tribunal de Circuito de Miami-Dade, alega que el alcalde de Miami, Francis Suárez; el administrador municipal, Emilio González y los cinco miembros de la Comisión, no cumplieron lo estipulado en las ordenanzas municipales al considerar la propuesta del grupo de Beckham para arrendar los 73 acres del Melreese Country Club y construir allí un estadio de fútbol.

El grupo, liderado localmente por el ejecutivo de MasTec, Jorge Mas, quiere edificar un estadio para una futura franquicia en Miami de la Major League Soccer (MLS).

Los comisionados estudian ahora la posibilidad de celebrar un referendo sobre el marco básico del plan, que de celebrarse, pediría a los electores que decidan si la ciudad debe cambiar sus ordenanzas sobre licitaciones para negociar un arriendo no competitivo con Miami Freedom Park, LLC, la entidad que representa al grupo de Beckham.

La reunión que se celebra el miércoles se programó después que una votación inicial el jueves pasado se pospuso cuando el comisionado Ken Russell quiso negociar ciertos términos del acuerdo.

La demanda alega que la ciudad infringe sus propias normas sobre licitaciones competitivas y no obedece las exigencias de celebrar una licitación abierta cuando recibe una propuesta no solicitada en proyectos similares para usar terrenos públicos con fines privados.

 

Fuente: Diario Las Américas y El Nuevo Herald

Deja una respuesta

*