Fue atacado por hablar español en un Burger King, recibió disculpas y ahora está ayudando a las agresoras

Ricardo Castillo, el hispano que fue atacado verbalmente por hablar español en uno de los restaurantes de la cadena de comidas rápidas Burger King, ha dicho en su perfil de la red social Facebook que acepta la disculpa de las dos mujeres que lo atacaron verbalmente.

“Mi hermana y yo escribimos para disculparnos con usted por nuestro muy mal comportamiento en su restaurante el 6 de julio” ha indicado la carta que fue enviada sin nombre.

En el texto, las mujeres han agregado que el comportamiento en el cual se involucraron fue “descrito por otros como ‘racista, aborrecible, ignorante y prejuicioso’”.

«Nosotras estábamos alteradas y esta es la razón… Una de nosotras quedó viuda la semana pasada y la otra ya no tenía esposo”, han dicho las mujeres en la misiva. “Esperamos que usted nos extienda su mano de perdón y acepte nuestra sincera disculpa”.

La disculpa se da luego de que las dos mujeres le pidieran a Castillo que no hablara en español, lo que han descrito en la carta como un “momento irracional”.

“Cuando está en América, debe hablar inglés americano”, le dijo una de las mujeres a Castillo en un video del incidente que fue publicado en redes sociales. “Si quiere seguir hablando español, devuélvase a México, devuélvase a su país mexicano”.

“Adivine qué señora, no soy mexicano, pero usted está siendo muy prejuiciosa y la quiero fuera de mi restaurante ahora mismo”, le respondió Castillo, quien es puertorriqueño.

Luego de recibir la carta, Castillo ha dicho en Facebook que acepta la disculpa.

“Donde quiera que ustedes estén, me gustaría decir que acepto esa disculpa y lamento lo que las dos han tenido que pasar y ahora es mi turno de ayudar”, ha afirmado Castillo.  

El hombre ha dicho que abrirá una cuenta en GoFundMe para ayudarle a las dos señoras y ha solicitado la cooperación de sus amigos y el público que supo de esta historia ya que en la carta las dos mujeres hablan de los apuros de dinero que enfrentan debido al desempleo y los gastos funerarios por los que pasaron recientemente. 

Castillo gestiona ese Burger King en Eustis, Florida, por cuenta del empresario Guillermo Perales, propietario de más de 1.000 locales según la página web de su compañía Sun Holdings.

El encargado aseguró en el diálogo con las dos clientas que Perales es de origen mexicano y también defendió su propio derecho a hablar su idioma nativo.

En una declaración a la cadena NBC, el abogado de Perales manifestó “la decepción” de su cliente por los ataques “racistas e insensatos”, como del que fue víctima Castillo.

Un portavoz de Burger King aseguró que en los restaurantes de la cadena “no hay espacio para la discriminación”.

Telemundo Noticias

Deja una respuesta

*