Feroz impacto de la pandemia en sector inmobiliario del sur de Florida

Cuando la pandemia comenzó a esparcirse por diversos estados del país, los contagios y las muertes fueron una prioridad para Washington, pero la gran preocupación por la economía condujo a la Casa Blanca a aprobar ayudas financieras de emergencia.

Con un nuevo incremento ahora del número de contagios y hospitalizaciones por el virus, crece nuevamente la preocupación por si miles de pequeñas y medianas empresas del sur del estado podrán soportar un repunte de la pandemia. El turismo, los servicios y el sector inmobiliario se encuentran en una situación adversa para emprender una recuperación sostenida.

“El impacto negativo de la pandemia se ha visto en general, tanto en sectores de menos ingresos como en los de mayor poder adquisitivo e igual en la parte comercial como residencial. El confinamiento y el cierre de negocios, que conllevó a un aumento notable del desempleo son factores que han afectado a todos”, afirma Katherine Amador, una experta en bienes raíces y miembro del equipo de trabajo de la oficina Berger Singerman en Miami.

Amador cuenta además con una amplia experiencia en grandes transacciones inmobiliarias corporativas y representa a clientes multimillonarios y a desarrolladores e inversionistas regionales e internacionales atraídos por la ventajas económicas en Florida.

Katherine Amador ha trabajado en estrecha colaboración con los principales bufetes de abogados de más de 15 países de Centroamérica y Sudamérica para ayudar a los clientes de empresas en asuntos locales.

La transformación de Miami

En los últimos 10 años, Miami ha experimentado una vertiginosa transformación en zonas como el Downtown y Brickell, ahora muy propensas a sufrir en medio de una recesión causada por el SARS-COVID-2.

Deja una respuesta

*