España: Franco sale del Valle de los Caídos 44 años después

Sin honores militares y en una ceremonia sobria pero llena de simbolismo, los restos de Francisco Franco han abandonado el Valle de los Caídos, el monumento de la dictadura en el que fueron enterrados hace 44 años, y descansan ya en el cementerio de El Pardo-Mingorrubio, junto a su esposa, Carmen Polo.

La exhumación de Franco del Valle de los Caídos, un mausoleo edificado por presos del franquismo y en el que están enterrados más de 30.000 víctimas de la Guerra Civil de ambos bandos, era un objetivo que se marcó el presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, nada más llegar al Palacio de la Moncloa.

Tras más de un año de trámites administrativos, de obligadas reformas legislativas en el Parlamento y de una dura batalla con la familia en los tribunales, Franco reposa en un panteón discreto y sin acceso al público, propiedad de Patrimonio del Estado pero en el que ya no podrá recibir más homenajes.

Por la mañana se celebró un oficio religioso en la intimidad familiar en el panteón en el que Franco iba a ser reinhumado y donde está enterrada su esposa, Carmen Polo.

En el helicóptero que transportó el féretro ha viajado uno de los nietos del dictador, Francis Franco; el abogado de la familia, Luis Felipe Utrera-Molina; la ministra de Justicia, Dolores Delgado, y otros representantes del Gobierno.

Sobre los hombros de nietos y biznietos

El féretro del dictador español, envuelto en un túmulo de color marrón y con una corona de laurel, fue sacado de la basílica sobre los hombros de nietos y biznietos del dictador.

Al colocar el ataúd en un coche fúnebre con destino al helicóptero los familiares pronunciaron los gritos de «Viva España» y «Viva Franco», habituales durante el régimen del dictador. 

La salida del ataúd -el original debido a que no estaba en mal estado- se produjo tras aproximadamente dos horas de trabajos de retirada de una lápida de granito de 1.500 kilos y de extracción de la fosa, de 1,70 metros de profundidad.

Los familiares de Francisco Franco transportan el ataúd con los restos del dictador español. (24.10.2019).
Los familiares de Francisco Franco transportan el ataúd con los restos del dictador español.

El coche con los restos de Franco, que han sido exhumados del Valle de los Caídos, entró a las 14:41 de la tarde al cementerio de Mingorrubio-El Pardo.

Retiro de lápida sin incidencias 

La lápida que cubre la tumba del dictador Francisco Franco fue retirada sin incidencias, según informaron fuentes del Gobierno español. La retirada de la lápida de granito, de 1.500 kilos de peso, era uno de las cuestiones que podían plantear más problemas técnicos durante el proceso de exhumación en la basílica del monumento del Valle de los Caídos.

Los restos del dictador se trasladaron en el féretro original con el que fueron enterrados, a pesar de los daños que presenta, por decisión de la familia, según han informado fuentes del Gobierno.

Franco, que falleció en 1975 tras gobernar España de forma dictatorial desde 1939, fue enterrado a su muerte en este mausoleo construido por presos políticos utilizados como mano de obra esclava.

Todo el proceso se realizó entre estrictas medidas de seguridad para evitar la toma y filtración de imágenes durante el proceso de exhumación y reinhumación, y también se quería impedir que hubiera cualquier tipo de manifestaciones políticas. 

Familiares del dictador Franco colocan el ataúd dentro del coche fúnebre. (24.10.2019).
Familiares del dictador Franco colocan el ataúd dentro del coche fúnebre.

A pesar de ello, algunos grupos de simpatizantes de Franco se concentraron fuera del perímetro del Valle de los Caídos y del cementerio con pancartas a favor del dictador y banderas nacionales con el escudo franquista. 

En el barrio de El Pardo está situado el palacio donde Franco residió mientras fue Jefe del Estado (1939-1975) y que actualmente se utiliza como residencia de jefes de Estado extranjeros en visita oficial.

Cerca de 500 periodistas se acreditaron para asistir a las afueras del Valle de los Caídos o del cementerio de Mingorrubio, de 150 medios de comunicación, medio centenar de ellos extranjeros. 

Reacciones a la exhumación de Franco

El coordinador federal de Izquierda Unida (IU), Alberto Garzón, ha asegurado que este jueves es un día de alegría para toda la gente que «luchó contra el franquismo y por la democracia».

«Es una victoria de quienes en más de cuarenta años no han dejado de pelear por la memoria histórica. Falta mucho por hacer y seguiremos exigiendo verdad, justicia y reparación», ha escrito Alberto Garzón en su cuenta de Twitter en el día en que se exhuma al dictador Francisco Franco del Valle de los Caídos.

También la cuenta de Twitter de IU ha dicho que el de hoy es un día de agradecimiento a quienes han luchado por la exhumación, pero dice que «la celebración será cuando no tengamos a miles de demócratas en las cunetas y hayamos logrado de una vez por todas verdad, justicia y reparación».

Compromís dice que con la exhumación empieza otra etapa

El diputado de Compromís Joan Baldoví ha asegurado este jueves que, con la exhumación del dictador Francisco Franco, no se cierra una etapa, sino que empieza una nueva, en la que se deberán recuperar por parte de las familias «todos esos cuerpos que yacen en las cunetas o en el mismo Valle de los Caídos».

«El día en que todas las familias puedan haber recuperado a todos los seres queridos, ese día se cerrará definitivamente una etapa», asegura Joan Baldoví en un audio remitido a los medios de comunicación con motivo de la exhumación del dictador Franco.

El diputado ha dicho que entre los cuerpos que deben recuperarse se encuentran «1.200 valencianos que fueron arrancados de su lugar de descanso».

DW

Deja una respuesta

*