¿Es un fracaso el Samsung Galaxy S9?

No salió como Samsung ni sus inversores estaban esperando. La división de electrónica de la compañía acaba de publicar una caída en su última ganancia neta y dice que se debe a «ventas menores a las esperadas» de su teléfono inteligente Galaxy S9.

Desde que este teléfono se lanzó en febrero pasado, desató opiniones divididas.

Los críticos elogiaron algunos de sus nuevos trucos de cámara, como el hecho de que sea relativamente fácil capturar momentos importantes en un video de «cámara súper lenta». Pero también arrojaron dudas sobre si la compañía había dado a los consumidores suficientes razones para comprar el nuevo producto.

¿Qué dice Samsung?

A pesar de la especulación de que las ventas del S9 han sido las más débiles de la serie que comenzó con el S3, la compañía no ha revelado los números exactos. Lo más cercano que estuvo fue cuando confirmó que la división responsable había sufrido una caída de ingresos del 20%. Pero los ejecutivos abordaron la cuestión durante una conferencia telefónica en la que se refirieron a un «mercado estancado de alta gama».

«A medida que los teléfonos inteligentes alcanzan una mayor especificación y la diferenciación del producto es cada vez menos clara, los ciclos globales de reemplazo de dispositivos se hacen cada vez más largos», dijo un representante.

«Además, el aumento de precio para los productos de primera calidad parece estar impulsando una resistencia en el mercado», agregó. En otras palabras, Samsung cree que el S9 no se distinguió de otros teléfonos de alta gama y que es demasiado caro para muchos consumidores.

¿Por qué al S9 le ha costado sobresalir?

Con algunas excepciones, la mayoría de los teléfonos inteligentes lucen bastante similares en estos días: un panel plano de vidrio fijado a una parte de metal curvado, manteniendo los biseles al mínimo.

En particular, las diferencias físicas entre el aspecto exterior del S8 y el S9 fueron bastante menores, y los consumidores no se impresionaron mucho con el ligero cambio en la posición del sensor de huellas dactilares.

 

Samsung.
La competitividad en el mercado de los teléfonos celulares está marcada por el perfeccionamiento de los productos de aquellas marcas ya existentes.

El otro gran cambio de hardware en el S9 consistió en una lente de doble apertura. Pero eso puede haber dificultado la venta a personas que no necesariamente son fanáticos de la fotografía, los cuales probablemente ya poseían una cámara profesional.

«Es un teléfono excepcional, pero no creo que haya diferencia suficiente», dijo Roberta Cozza, de la consultora de tecnología Gartner.

«Hoy la diferenciación proviene de la creación de experiencias atractivas y no creo que Samsung haya hecho lo suficiente en esa área todavía. «[Su asistente de inteligencia artificial] Bixby, por ejemplo, no ha sido el éxito que estaban esperando», agregó Cozza.

Samsung está lejos de ser el único fabricante de teléfonos que ha realizado sus cambios más radicales en un período de dos años, con mejorías más limitadas entre un modelo y el otro. Pero otro experto sugirió que esta estrategia se había vuelto problemática.

«Lo que ha cambiado en los últimos 18 meses es que la tasa de mercantilización se ha vuelto mucho más rápida, en términos de la velocidad con la que las especificaciones y características de diseño se pueden copiar de una marca a la siguiente», dijo Ben Stanton, analista de tecnología en Canalys .

«Cuando el Galaxy S8 se lanzó en 2017, era un producto pionero y ningún otro celular se parecía a él. «Pero ahora hay una avalancha de dispositivos que son muy similares y a veces tienen mejores precios«, destacó.

Samsung S9
El Galaxy S9 (derecha) tiene un gran parecido con el S8 (izquierda).

Fuente: BBC News Mundo

Deja una respuesta

*