En Texas se eleva el número
de contagios diarios de Covid-19

Miguel Eduardo Mundo

@miguelmundo

El pasado 1 de mayo inició la reactivación económica de Texas, una acción que se abrió paso en medio de algunas protestas que exigen el fin del confinamiento y la apertura total del estado.

En Austin se ha observado el incremento de ciudadanos recorriendo la ciudad para reincorporarse a sus funciones laborales, muchos cumpliendo las reglas y aplicando las normas de prevención recomendadas por las autoridades sanitarias. Sin embargo, se nota en gran medida a una parte de la población que pareciera no estar al tanto de la tragedia que atraviesa el mundo en este momento y se les ve sin tomar algún tipo de prevención.

Es así como las estadísticas muestran que, para el 2 de mayo, Texas reportó 1,293 casos nuevos, siendo así el segundo conteo más alto de casos nuevos, mientras que para el 3 de mayo los números fueron de 1,026 infecciones nuevas, el cuarto número más alto de casos nuevos desde principios de marzo a raíz del brote. 

Para el momento de esta redacción (6 de mayo) el estado ha reportado al menos 34,687 casos, incluidas 948 muertes, mientras que alrededor de 14,000 se han recuperado de la infección.

La mayoría de los casos están en el Condado de Harris (7,128 casos), el Condado de Dallas (4,869), el Condado de Tarrant (2,686), el Condado de Travis (1,876), el Condado de Bexar (1,652) y el Condado de Fort Bend (1,245). 

En este sentido, se hace necesario recordar que el plan de reapertura propuesto por el gobernador Greg Abbott, plantea que para el 18 de mayo se inicie con la segunda fase, siempre y cuando posean datos que garanticen la contención del brote.

Esta segunda etapa incluye gimnasios, centros para hacer ejercicios, oficinas de negocios no esenciales, fábricas o industria de manufactura no esencial

En el caso de los gimnasios, se indica que solamente podrán abrir el componente del área de pesas y de hacer ejercicios. Los vestuarios, regaderas, saunas y otros componentes del gimnasio permanecerán cerrados.

Los gimnasios podrán operar en una capacidad del 25% y los empleados deberán de mantener las áreas limpias y desinfectadas con frecuencia. También se les requerirá a los clientes a usar guantes cuando vayan a hacer ejercicios y a desinfectar los equipos antes y después de su uso.

Por otra parte, las oficinas, deberán operar con cinco empleados o con el 25% de los empleados. Además, deberán de mantener áreas comunes limpias y desinfectadas.

Los bares son los únicos negocios no esenciales que aún no tienen fecha de reapertura. El gobernador señaló, que está trabajando para recibir los planes y las estrategias de los empresarios sobre cómo piensan reabrir y las medidas que implementarán para operar de manera segura.

El distanciamiento social mínimo de seis pies y el uso de tapabocas en la mejor recomendación que hasta el momento existe para prevenir el contagio y así poder controlar de forma definitiva la pandemia.

Deja una respuesta

*