Eligen por segunda vez a Simone Biles como la Mujer Deportista del Año

Algunos han usado el calificativo “cosas Simone” para describir la facilidad con la que la estadounidense Simone Biles parece destacar en su deporte y su vida.

La ironía, por supuesto, es que no hay nada de casual o fácil al respecto. Absolutamente nada. La mejor gimnasta de la historia y la Mujer Deportista del Año de 2019 por parte de The Associated Press sólo hace que parezca que es así.

¿Qué hay sobre esas rutinas que dejan boquiabiertos a todos los espectadores y que están reescribiendo el código de puntos del deporte y lo que se puede y no se puede hacer durante las competiciones? Nacieron de una mezcla de talento natural, de arduo trabajo y un toque de ego.

¿Y sobre las 25 medallas de campeonatos mundiales que son la mayor cantidad que cualquier gimnasta había conseguido? Son el resultado de una promesa que la joven de 22 años se hizo cuando regresó a competir en 2017 luego de tomarse un tiempo tras su exitosa actuación en los Juegos Olímpicos de 2016.

¿El estoicismo y gracia que ha mostrado para convertirse en una defensora de los sobrevivientes, incluida ella misma, y agente del cambio luego del escándalo de abuso sexual de Larry Nassar que ha sacudido a USA Gymnastics hasta lo más profundo? Es consecuencia de una decisión consciente para asumir la enorme influencia que tiene.

“Me doy cuenta de que con la plataforma que tengo, tendré un poderoso efecto si hablo y hablo sobre lo que creo”, comentó Biles a The Associated Press. “Es un honor hablar por aquellas que tienen menos suerte. Así que, si puedo ser una voz para ellas de una manera positiva, entonces por supuesto que voy a hacer todo lo que pueda”.

Y es esa misión, junto con sus habilidades de otro mundo y enorme carisma, lo que ha permitido que Biles mantenga a la gimnasia bajo los reflectores, algo inusual para un deporte que generalmente pasa desapercibido una vez que concluye la justa olímpica. Es la primera gimnasta en ser reconocida por la AP como Mujer Deportista del Año en dos ocasiones y la primera en serlo en un año que no se celebraron Juegos Olímpicos.

Biles superó a la estrella de la selección estadounidense de fútbol femenil Megan Rapinoe en la votación realizada entre los editores y periodistas deportivos de la AP. La esquiadora Mikaela Schiffrin quedó en tercer sitio, con la Jugadora Más Valiosa de la liga profesional de baloncesto femenino WNBA, Elena Della Donne, en cuarto lugar. Biles obtuvo el reconocimiento en 2016 luego de una impresionante actuación en los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro en 2016, donde conquistó cinco medallas en total, cuatro de ellas de oro. Pasó gran parte de los 12 meses posteriores tomando un descanso para después regresar a la gimnasia a mediados de 2017, diciendo que se lo debía por la amplitud de su talento.

La atención sobre la joven gimnasta sólo aumentará de cara a los Juegos Olímpicos de Tokio, donde tratará de convertirse en la primera gimnasta en más de medio siglo en repetir como campeona olímpica.

“Siento que es el comienzo de mi vida y no quiero que la gimnasia sea mi vida entera”, comentó. “Definitivamente voy a aprovechar el momento y disfrutarlo para que dentro de 10 años pueda ver al pasado y decir: ‘Fue el mejor momento de mi vida’… en lugar de ‘fue bueno, pero fui miserable’”.

DLA

Deja una respuesta

*