El régimen de Cuba levantó los impuestos a las divisas y promueve el uso del dólar en la isla para “rescatar economía”

Cuba eliminó el gravamen del 10% al dólar y amplió su uso para la venta de algunos alimentos, en momentos en que necesita divisas para enfrentar la crisis generada por la pandemia.

“Vamos a eliminar ese 10% del gravamen aun en medio de la hostilidad y el recrudecimiento del bloqueo de los Estados Unidos”, dijo a la TV estatal el ministro de Economía, Alejandro Gil.

Desde 2004, la tasa de cambio del dólar recibía una penalización, justificada por el régimen por la dificultad para operar en esa moneda debido a sanciones.

Con retrasos en las reformas a su economía socialista, así como por el endurecimiento del bloqueo, Cuba debió sortear una falta de liquidez y en 2019 inició ventas de electrodomésticos y automóviles en dólares, vía tarjetas bancarias.

A pesar de la alta demanda, los consumidores debían depositar en el banco los dólares que habitualmente reciben vía remesas familiares, pero con una penalización del 10%. Por cada dólar sólo entraban 90 centavos en el banco.

Con la eliminación del gravamen, que rige a partir del 20 de julio, la demanda podría estimularse.

“Es una medida justa y lógica. El país para seguir abasteciendo estas tiendas necesita tener una moneda que le permita hacerlo (…) es una dolarización, aunque se diga que no es como en el 93 cuando el dólar estaba en la calle, porque ahora será con tarjeta”, dijo a la AFP el economista Omar Everleny Pérez.

Cuba también venderá en dólares algunos alimentos y productos de aseo considerados de alta gama, en tiendas específicas. Aunque no dijo cuáles.

Deja una respuesta

*