El embajador de EEUU en Ucrania dice que Trump condicionó ayuda a cambio de que se investigara a Biden

El diplomático de mayor jerarquía en Ucrania, Bill Taylor, dijo que el presidente, Donald Trump, le ordenó a funcionarios que condicionaran la ayuda militar a este país de Europa del este a cambio de que investigase a la familia Biden y la elección de 2016, durante su comparecencia en el Congreso este lunes.

Según una copia de su declaración inicial proporcionada a la cadena NBC, Taylor dijo que el embajador Gordon Sondland le dijo que si bien Trump no pedía un intercambio, insistía en que el mandatario de Ucrania, Volodymyr Zelensky, anunciase públicamente las investigaciones sobre el ex vicepresidente Joe Biden y su Hunter Biden, además de los asuntos relacionados con las elecciones presidenciales de 2016.

Los miembros de los comités de Inteligencia, Supervisión y Asuntos Exteriores de la Cámara de Representantes interrogaron a Taylor sobre las conversaciones que mantuvo con otros diplomáticos estadounidenses sobre la política de la administración Trump hacia Ucrania como parte de una investigación de juicio político al presidente.

Taylor les dijo a los comités que desde julio «estaba claro» para él que se estaban reteniendo casi 400 millones de dólares en ayuda militar a condición de que Zelenskiy se comprometiera a investigar a Burisma, la compañía de energía donde Hunter fue un ejecutivo y una teoría de la conspiración sobre la presunta interferencia ucraniana en las elecciones de 2016.

Taylor dijo que Sondland le había dicho en septiembre que «todo», es decir, ayuda militar y una reunión con Trump en Washington, dependía de que Zelensky hiciera una declaración pública comprometiéndose a llevar a cabo las investigaciones.

Sondland “dijo que el presidente Trump quería meter al presidente Zelensky en ‘una caja pública’ al hacer una declaración pública sobre su orden de llevar a cabo tales investigaciones», declaró Taylor.

Taylor le expresó sus preocupaciones al secretario de Estado, Mike Pompeo, y consideró renunciar. También hizo objeciones a los funcionarios del Consejo de Seguridad Nacional de la Casa Blanca, según él.

Además, dijo que la mayoría de los tratos de Trump con Ucrania soslayaban los canales diplomáticos tradicionales y señaló al abogado personal del presidente Rudy Giuliani como una de las personas que transmitían estos mensajes.

 «No sé cómo podrían escuchar el testimonio de hoy del embajador y sacar cualquier otra conclusión, excepto que el presidente abusó de su poder y retuvo la ayuda extranjera», dijo la representante Debbie Wasserman Schultz, demócrata de Florida. «Es una línea directa».

Dos demócratas también dijeron que Taylor tomó notas personales «meticulosas», pero que aún no se han entregado al comité.

Después de abandonar la declaración a puertas cerradas unas horas después, el representante Andy Levin, demócrata de Michigan, dijo a los periodistas que fue su «día más perturbador en el Congreso hasta ahora … muy preocupante».

Los republicanos dijeron poco o menospreciaron el testimonio de Taylor. «Nada nuevo aquí», dijo el representante Mark Meadows de Carolina del Norte.

«El presidente Trump no ha hecho nada malo: esta es una campaña de desprestigio coordinada de legisladores de extrema izquierda y burócratas radicales no electos que libran una guerra contra la Constitución», dijo la secretaria de prensa de la Casa Blanca, Stephanie Grisham. «No hubo quid pro quo (intercambio). Hoy sólo fueron más rumores triples y filtraciones selectivas de las audiencias a puerta cerrada, secretas, y políticamente motivadas de los demócratas”.

Taylor, quien fue oficial del ejército, era vicepresidente ejecutivo del U.S. Institute of Peace, una institución académica apolítica cuando fue designado como embajador en Kiev tras la destitución de la diplomática Marie Yovanovitch por una campaña en su contra emprendida por el abogado personal de Trump, Rudy Giuliani.

Trump denuncia su «linchamiento» y enfurece incluso a los republicanos

Trump se ha referido anteriormente al juicio político iniciado en su contra por la Cámara de Representantes como un «golpe de Estado», «cacería de brujas» y «fraude». Este martes ha utilizado otra expresión similar, pero con una carga racial que ha provocado el rechazo incluso de prominentes republicanos.

«Si, algún día, un demócrata se convierte en presidente y los republicanos ganan la Cámara de Representantes, incluso por un margen diminuto, podrán impugnar al presidente sin el proceso debido ni justicia ni derecho legal alguno. Todos los republicanos deben recordar lo que están presenciando aquí: un linchamiento. ¡Pero GANAREMOS!”, ha escrito Trump en la red social Twitter.

Linchar es, según el diccionario de la RealAcademia, «ejecutar sin proceso y tumultuariamente a un sospechoso o a un reo». En Estados Unidos tiene una carga semántica histórica, relacionada con los crímenes ejecutados por blancos contra afroamericanos, fundamentalmente en el Sur, durante el siglo XX. 

El representante republicano por Carolina del Sur James Clyburn, ha indicado sobre las palabras de Trump: «Me molestan  enormemente. Creo que lo que vemos aquí, una vez más, es que este presidente intenta cambiar la narrativa usando lo que considero términos reales y cáusticos para cambiar la conversación. Comparar el proceso constitucional con algo parecido al linchamiento está muy por debajo de la oficina del presidente de los Estados Unidos «.

Por su parte el senador Tim Scott, que representa a los republicanos en ese mismo estado y es uno de los tres afroamericanos en la Cámara Alta, manifestó que entendía el «rechazo absoluto» de Trump al proceso de destitución pero «no usaría la palabra linchamiento para describirlo «.

«Es más que vergonzoso usar la palabra ‘linchamiento’ para describir la responsabilidad de sus acciones», le reprochó Julián Castro, precandidato presidencial demócrata y quien fuera secretario de Vivienda de la administración del expresidente Barack Obama.

Para el que fuera gobernador por Florida, además de hijo y hermano de expresidentes , Jeb Bush, el comentario de Trump es «grotesco».

El representante demócrata por Illinois, Bobby Rush, tuiteó «¿cree que esta acusación es un linchamiento? ¿Qué demonios le pasa? ¿Sabe cuántas personas que se parecen a mí han sido linchadas en este país por personas que ser le parecen a usted?.

El representante Adam Kinzinger, republicano por Illinois, también arremetió contra el presidente cuando tuiteó que «oodos podemos estar en desacuerdo sobre el proceso y discutir los méritos. Pero nunca debemos usar términos como ‘linchamiento’ aquí. El doloroso flagelo en nuestra historia no tiene comparación con la política, y debería retractarse de inmediato. Que Dios nos ayude a volver a una mejor manera».

«El uso de este término dibuja parte de la historia más oscura de Estados Unidos: Trump es una vez más una desgracia y una ofensiva masiva», tuiteó Yvette Clarke, demócrata de Nueva York. «Nadie está por encima de la ley, incluido él. Ha abusado de su poder, y lo han atrapado. No se deje atrapar por su última táctica de distracción», agregó la congresista.

La condena no fue unánime, el senador Lindsey Graham, republicano por Carolina del Sur, se pronunció a favor de Trump porque a su juicio la investigación al mandatario «es un linchamiento en todos los sentidos», calificándola de «antiestadounidense».

Graham, un aliado cercano del presidente, dijo que no podía ver a muchos estadounidenses negros ofendidos por el comentario, y agregó que la justicia de la mafia era lo que estaba ocurriendo en la Cámara.

Según la Asociación Nacional para el Avance de las Personas de Color (NAACP, por sus siglas en inglés), entre 1882 y 1968 se produjeron más de 4,700 linchamientos en Estados Unidos. Entre los que fueron linchados, más de 3,400 eran negros, aunque no todos los linchamientos que se produjeron fueron registrados, según la misma organización, que agrega que muchos de los blancos que fueron linchados fueron asesinados por ayudar a los estadounidenses de color o por estar en contra de esa práctica.

El tuit del presidente se produjo poco después de que la presidenta de la cámara baja Nancy Pelosi haya distribuido este martes un documento con una lista con los potenciales cargos para un juicio politico contra Trump. Ese documento divide los cargos en tres secciones: abuso de poder, una campaña de presión y encubrimiento.
 
Según el texto, el mandatario traicionó la seguridad nacional y la integridad de las elecciones para su beneficio personal, cuando presionó a Ucrania para que investigara a sus rivales demócratas.

Además, el revuelo que provocó el uso de la palabra  ‘linchamiento’ coincide con el hecho de que este martes una comisión legislativa escucha el testimonio de William Taylor sobre si Trump cometió ilegalidades al presionar al mandatario ucraniano, Volodymyr Zelensky, para que le ofrecierqa información que pueda ser usada por la campaña, o de lo contrario no le entregaría asistencia monetaria.

Telemundo Noticias

Deja un comentario

*