EE. UU. limitará visas a embarazadas para frenar el «turismo de maternidad»

Según la regulación, a las mujeres embarazadas se les podría exigir que soliciten visas de visitante que demuestren que tienen una razón específica para viajar más allá del parto, como una necesidad médica.

El Gobierno de Donald Trump limitará las visas temporales otorgadas a las mujeres embarazadas sospechosas de querer ir a Estados Unidos para que su hijo se beneficie automáticamente de la nacionalidad estadounidense por nacimiento.

«A partir del 24 de enero de 2020, el Departamento de Estado ya no emitirá visas de visita temporales a los extranjeros que quieran ingresar a Estados Unidos para hacer ‘turismo de maternidad'», con el fin de aprovechar la ley de suelo estadounidense, anunció el jueves la Casa Blanca a través de un comunicado.

A los solicitantes se les negarán las visas de turista si los funcionarios consulares determinan que vendrán a EE. UU. principalmente para dar a luz, de acuerdo con las reglas del Registro Federal.

Demostrar solvencia económica

Las personas con necesidades médicas serán tratadas como otros extranjeros que vienen a los EE. UU. para recibir tratamiento médico y deben demostrar que tienen el dinero para pagarlo, incluidos los gastos de transporte y de vida.

«Cerrar este evidente vacío legal de inmigración combatirá estos abusos endémicos y, en última instancia, protegerá a Estados Unidos de los riesgos de seguridad nacional creados por esta práctica», dijo la secretaria de prensa de la Casa Blanca, Stephanie Grisham, en un comunicado.

«También defenderá a los contribuyentes estadounidenses de que sus dólares ganados con esfuerzo se desvíen para financiar los costos directos y posteriores asociados con el turismo de nacimiento. La integridad de la ciudadanía estadounidense debe ser protegida».

DW

Deja una respuesta

*