“DEPORTM”. Esta matrícula causa polémica, hay muchas, algunas en español, prohibidas por ofensivas

“DEPORTM”. Así reza una matrícula de auto que fue aprobada por las autoridades estatales en Utah y ha provocado quejas de ciudadanos por sus connotaciones en contra de los migrantes (en inglés significa “Depórtenlos”).

“No estamos seguros de cómo pasó. Nos dejó sorprendidos”, ha admitido la portavoz estatal Tammy Kikuchi al diario The  Salt Lake Tribune. La labor de las autoridades es supervisar la aprobación de placas personalizadas para que no resulten ofensivas; ahora, añade Kikuchi, están examinando si prohibir ésta.

 Las quejas de quienes encuentran esta matrícula “horrible”, “odiosa” u “ofensiva” tomaron fuerza en redes sociales tras un mensaje en Twitter de Matt Pacenza. Este profesor de Secundaria publicó una imagen de la placa, junto a la que había dos mensajes más, en este caso no oficiales: “No me pises” y “Libertad o muerte”.

Pacenza agregó un enlace en su mensaje hacia una página web sobre las reglas que deben cumplir las combinaciones personales de letras y números para ser aprobadas oficialmente en las placas de ese estado.

Están prohibidos los mensajes o palabras que conlleven “connotaciones ofensivas al buen gusto y la decencia, o que puedan generar confusión”. No se aceptan tampoco mensajes vulgares, que hagan referencia a sexo y drogas o que “expresen desprecio, ridículo o superioridad de una raza”.

El senador estatal republicano Daniel W. Thatcher encabeza los esfuerzos por revocar la matrícula: “La inmigración es un asunto federal. Las licencias son estatales. Yo arreglaré el problema estatal”, aseguró en Twitter.

“Un ciudadano tiene el derecho por la Primera Enmienda a decir cosas ofensivas. El Estado no tiene ese derecho, y hay reglas sobre las placas. Yo creo que en este caso esas reglas han sido violadas”, añadió.

Pacenza agregó un enlace en su mensaje hacia una página web sobre las reglas que deben cumplir las combinaciones personales de letras y números para ser aprobadas oficialmente en las placas de ese estado.

Están prohibidos los mensajes o palabras que conlleven “connotaciones ofensivas al buen gusto y la decencia, o que puedan generar confusión”. No se aceptan tampoco mensajes vulgares, que hagan referencia a sexo y drogas o que “expresen desprecio, ridículo o superioridad de una raza”.

El senador estatal republicano Daniel W. Thatcher encabeza los esfuerzos por revocar la matrícula: “La inmigración es un asunto federal. Las licencias son estatales. Yo arreglaré el problema estatal”, aseguró en Twitter.

“Un ciudadano tiene el derecho por la Primera Enmienda a decir cosas ofensivas. El Estado no tiene ese derecho, y hay reglas sobre las placas. Yo creo que en este caso esas reglas han sido violadas”, añadió.

Telemundo Noticias

Deja un comentario

*