CRITERIOS

“Muchos niños venezolanos mueren por malnutrición”

 

Ángel Perozo

@anperozo

criteriosanper@gmail.com / anperozo2@gmail.com

 

Por todos es conocido que Venezuela cuenta con las mayores reservas comprobadas de petróleo en el mundo; sin embargo y, a pesar de esta fortaleza energética, nuestra economía ha venido colapsando en los últimos años lo cual ha traído como consecuencia, efectos colaterales diversos como el hambre, ante la mirada indiferente de quienes hoy dirigen la Nación, situación con secuelas alarmantes reflejadas en la muerte de niños por malnutrición, una realidad que muchos en el gobierno venezolano lo saben, pero no lo reconocen.

Día a día, a todos nos estremecen las imágenes que circulan en los medios de comunicación regionales, nacionales e internacionales de niños desnutridos con edades comprendidas, en mayor proporción, entre los 4 y 10 años, con apariencias físicas muy débiles, que reflejan agonizar de hambre por su fisionomía esquelética, con peso y talla de un recién nacido.

Pero aún así, hay quienes se atreven a argumentar de manera insensible que esta situación no es real en nuestro país, que eso ocurre lejos, bien lejos, seguramente en África donde, según datos aportados por Unifef (Unidad de Diagnostico Materno Fetal), casi 1,4 millones de niños están en riesgo inminente de muerte por desnutrición en Nigeria, Somalia, Sudán del Sur y Yemen. Pues bien señores, no ocurre solo en países del continente africano, tristemente está aconteciendo en la Patria que vio nacer al Libertador Simón Bolívar.

En este contexto, debemos llamar a reflexión a través de este espacio de opinión, por cuanto los niños no pueden esperar una declaración de hambre para que se adopten medidas destinadas a responder a tan grave realidad; más aun, cuando las cifras que se manejan de infantes con malnutrición son tan escandalosas como tristes.

A propósito de esta realidad, fuimos contactados por una joven madre de familia, quien pidió no revelar su nombre por temor a represalias, Esta mujer, valiente y muy preocupada, fijo posición clara y contundente: “El hambre ha acechado a Venezuela durante años, pero ahora, está cobrando una cantidad alarmante de vidas de menores de edad, sobre todo en sectores populares del país”… “Es inconcebible que las instituciones establecidas para salvaguardar los derechos consagrados en la Constitución Nacional para proteger a los niños, no funcionen y eso no puede ser… es una vergüenza que veamos morir a tantos niños de hambre…es la muestra clara de la fragilidad que aún afrontamos como Estado y, por supuesto, de la indolencia con la que muchos viven ciegamente frente a todo lo que pasa en el país.”… sentenció.

Para concluir, expreso su intranquilidad por la situación actual que afecta a la niñez en nuestro Estado y el país en general, dejando un claro mensaje para nuestros lectores… “La situación es alarmante y me atrevería a afirmar que el primer padre que ha abandonado la infancia en Venezuela es el Estado… no hay vacunas, no hay como acceder a los alimentos, no hay como acceder a pañales, la escases es bárbara y los precios en productos alimenticios para nuestros hijos, son inalcanzables… desde mi perspectiva, estamos frente a un momento muy, pero muy duro… tan es así, que por solidaridad muchas mujeres, amigas mías inclusive, que no pueden procrear, me han manifestado su intención de asumir en adopción a niños que están siendo abandonados en lugares públicos y hospitales, precisamente porque no los pueden alimentar y mantener… y por esa cruda realidad, es hora de que todos asumamos un rol protagónico y nos pongamos la mano en el corazón e iniciar una campaña para apoyar la niñez abandonada en nuestro Estado y en toda Venezuela… Dios permita que así ocurra… de corazón lo espero…”.

De nuestra parte, le reiteramos nuestra disposición a seguir apoyando comunicacionalmente en pro del bienestar de la sociedad en general, lo cual agradeció antes de abordar la unidad de transporte público que la trasladaría a su hogar.

Deja una respuesta

*