Cristiano Ronaldo contrata al abogado de las estrellas

El futuro se le complica a Cristiano Ronaldo después de la demanda judicial presentada por la estadounidense Kathryn Mayorga en Las Vegas por un presunto delito de violación. Aconsejado por sus asesores, ha decidido lanzarse a contratar a David Chesnoff, el abogado de las estrellas, quien ya defendió en su momento a Michael Jackson, Paris Hilton y Leonardo DiCaprio. No le ha quedado más remedio al exjugador del Real Madrid que dar un paso al frente y poner toda su energía para intentar zafarse de las graves acusaciones que pesan sobre él. Tiene un plazo de 20 días para responder a la denuncia, de manera que no ha dudado en recurrir a un profesional tan acreditado, en vista de que los defensores de esa mujer apuestan por una dura batalla legal.

Chesnoff es un abogado criminalista de gran prestigio, que cobra una cifra astronómica pero suele garantizar una eficacia probada, tal cual pueden atestiguar otros famosos, como Shaquille O’Neal, Mike Tyson, André Agassi o David Copperfield. Su estrategia no pasará únicamente por proteger a Cristiano de los delitos que le imputan, sino que contraatacará para solicitar una fuerte indemnización a la demandante por los daños morales causados.

Fuera de la Selección

Ronaldo está inquieto y ha pedido a la Federación Portuguesa de Fútbol no figurar entre los jugadores seleccionados por Portugal para sus dos próximos compromisos en la Liga de las Naciones, contra Polonia y Escocia los días 11 y 14 de octubre. Oficialmente, una conversación tripartita entre el presidente de la Federación Portuguesa, Fernando Gomes; el seleccionador, Fernando Santos, y el propio delantero estelar desembocó en un pacto para dejarlo fuera de la convocatoria no solo en esta doble ocasión sino en el mes de noviembre. La consecuencia es que CR7 no volverá a lucir la camiseta de su país en lo que resta de 2018, e incluso comienzan a deslizarse las especulaciones acerca de un adiós definitivo.

El staff técnico le ha expresado su apoyo incondicional. De hecho, el seleccionador, Fernando Santos, puntualiza: «Estoy seguro de que Cristiano no ha cometido ese crimen del que le acusan». Unas palabras que se suman a las expresadas por Fernando Gomes: «En mi nombre y en el de la Federación Portuguesa de Fútbol, expreso mi total solidaridad con Ronaldo en un momento en el que su buen nombre y su reputación están puestos en entredicho».

Niega las acusaciones

El propio CR7 se ha defendido a través de las redes sociales. «Niego de forma tajante las acusaciones de las que soy objeto», dijo para responder ante la demanda judicial presentada por los abogados de Kathryn Mayorga en Las Vegas.

La norteamericana no se presentó ayer en la rueda de prensa convocada por sus abogados en Las Vegas, de manera que ellos asumieron el protagonismo y hablaron del estrés postraumático y de la depresión que los médicos le diagnosticaron a su cliente después de la supuesta agresión sexual, dos razones que no dejan de producirle secuelas, al parecer, y que explicarían su actual beligerancia.

Los hechos acontecieron, presuntamente, en 2009, cuando Ronaldo conoció a esa mujer en una discoteca de Las Vegas. Inmediatamente después, acudieron a una suite del hotel Palms Casino Resort, donde ella jura que tuvieron sexo anal en contra de su voluntad. Entonces llegaron a un acuerdo, en el que Mayorga aceptó 325.000 euros a cambio de guardar silencio.

 

Deja un comentario

*