Crece alarma mundial por imparable virus de neumonía

El balance de la epidemia de neumonía viral en China registraba este martes (28.01.2020) un total de 106 muertos y más de 4.500 infectados en el país asiático, mientras se confirmó el primer caso de contagio en Alemania y la Organización Mundial de la Salud (OMS) elevó de «moderado» a «alto» el nivel de amenaza del letal coronavirus.

El gobierno chino reportó la noche del lunes casi 1.300 nuevos contagios. En la provincia de Hubei (centro), donde comenzó la epidemia, las autoridades sanitarias afirmaron que el virus había causado 25 muertos más e infectado a otras 1.771 personas, lo que eleva el número de pacientes afectados a más de 4.000 en toda China.

Oficialmente se reportaron 24 muertes en la provincia de Hubei, donde el virus fue detectado por primera vez en diciembre, y un fallecimiento en Pekín, la capital. Las autoridades anunciaron además el envío de unos 6.000 médicos al epicentro del brote para intentar contenerlo.

El gobierno de China anunció la suspensión de clases en todos los colegios y universidades del país. También se han cerrado ciudades enteras en Hubei, aislando a unos 50 millones de personas en un esfuerzo para frenar la propagación del virus.

Mientras tanto, los gobiernos de Estados Unidos, Japón, Mongolia, Francia anunciaron que preparan la evacuación de sus ciudadanos de Wuhan, la ciudad más afectada por el brote, y su traslado fuera de China.

OMS afirma que riesgo es «alto»

La Organización Mundial de la Salud (OMS) decidió calificar como «alto» el riesgo del coronavirus surgido en China, tras haberlo calificado de «moderado» hasta ahora.

En su último reporte emitido el lunes, la OMS indicó que su «evaluación del riesgo (…) no ha cambiado desde la última actualización (el 22 de enero): muy alto en China, alto a nivel región y a nivel mundial».  En los informes anteriores, la agencia especializada de la ONU explicó que el riesgo a escala mundial era «moderado».

El jueves último, la OMS consideró que era «demasiado pronto» para hablar de «emergencia de salud pública de alcance internacional». «Todavía no es una emergencia sanitaria mundial», pero «podría serlo», declaró el director de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus, que viajó a China.

DW

Deja una respuesta

*