Comité del Senado de EEUU da luz verde a la nominación de Brett Kavanaugh

El presidente Donald Trump anunció este viernes que ha firmado una orden para pedir al FBI que investigue las acusaciones de abuso sexual contra su nominado al Tribunal Supremo, Brett Kavanaugh.

«He ordenado al FBI que realice una investigación complementaria para actualizar el expediente del juez Kavanaugh. Como pidió el Senado, esta actualización deberá estar limitada (a las acusaciones) y completada en menos de una semana», aseguró el Presidente, según un tuit de la portavoz de la Casa Blanca, Sarah Sanders.

El Senado había solicitado previamente a Trump que ordenara al FBI estas pesquisas, después de que uno de los legisladores conservadores se uniera inesperadamente a la oposición para reclamar una investigación sobre Kavanaugh antes de que la cámara afronte el voto final sobre su candidatura.

Por otra parte, el propio Kavanaugh se puso a disposición de las autoridades, a pesar de que ayer evitó decir abiertamente que creía necesaria la investigación del FBI durante la audiencia celebrada ayer en el Comité Judicial del Senado.

«A lo largo de este proceso, fui entrevistado por el FBI, hice varias llamadas sobre mis antecedentes con el Senado, y ayer respondí directamente a preguntas bajo juramento sobre cada tema que los senadores y sus abogados pidieron. He hecho todo lo que pidieron y continuaré cooperando«, dijo Kavanaugh este viernes en un comunicado.

Los senadores republicanos aceptaron este viernes la petición demócrata para que el FBI investigue a Kavanaugh, y la Cámara Alta accedió así a la exigencia de las supuestas víctimas de Kavanaugh y de los demócratas para que el FBI inicie las averiguaciones sobre las acusaciones de Christine Blasey Ford, una de las tres mujeres que ha alegado abusos sexuales por parte del juez.

El Comité Judicial del Senado dio luz verde este viernes a la nominación del candidato de Trump gracias a la mayoría conservadora en este órgano, un día después de que Ford y Kavanaugh acudieran por separado a la cámara a contar su versión de los hechos.

Dicho comité había precisado en un comunicado que pediría a la Casa Blanca que ordenara al FBI que acabe las pesquisas sobre las acusaciones en el plazo máximo de una semana.

«La investigación complementaria del historial estará limitada a las alegaciones creíbles contra el nominado y deben completarse con un plazo máximo de una semana desde hoy», informó el escrito.

En el último minuto de la confusa sesión de este viernes, Jeff Flake, uno de los senadores conservadores, pidió una investigación del FBI que dure un máximo de una semana para después llevar la candidatura de Kavanaugh al pleno del Senado.

Trump se pronunció sobre el tema después de terminar la audiencia en el Senado y reiteró que no se plantea otro candidato.

«Confío en todos, incluyendo el senador (Chuck) Grassley (jefe del Comité Judicial del Senado) que está haciendo un gran trabajo. Es una decisión que tomarán ellos y sospecho que la tomarán pronto», comentó el mandatario en la Casa Blanca, donde aseguró que dejará al Senado que gestione la situación.

Kavanaugh ha sido acusado por tres mujeres de abusos cometidos hace décadas, entre ellas Christine Blasey Ford, quien asistió ayer a la Cámara Alta para contar cómo el ahora juez intentó violarle en 1982.

Este jueves, el órgano escuchó durante una sesión monográfica las acusaciones de Ford, una de estas supuestas víctimas. La confirmación de Kavanaugh entró en peligro después de que esta y otras dos mujeres salieran en público a acusarle en las últimas fechas.

En horas de la mañana de este viernes se conoció que el senador Flake, quien no había dado a conocer su decisión, habría asegurado que si le dará si voto a Kavanaugh.

Ford y Kavanaugh protagonizaron este jueves emotivas declaraciones ante el Comité de Justicia, donde ella detalló la agresión de la que presuntamente fue víctima y él lo negó todo.

Algunos de los senadores que aún no habían revelado si votarían a favor o en contra de la confirmación del juez mantuvieron el jueves una reunión en privado tras las declaraciones de ambos.

El presidente Donald Trump, quien nominó a Kavanaugh para el cargo, también reiteró su apoyo al magistrado y dijo que su declaración le había parecido «muy honesta».

Durante la sesión de este viernes, los demócratas acusaron a los conservadores de «ignorar» a la supuesta víctima de abusos, que tuvo que comparecer un día antes en público y ante un comité con abrumadora mayoría de hombres, e incidieron en la necesidad de que el FBI investigue las alegaciones.

En este sentido, la líder demócrata en el comité, Dianne Feinstein, criticó también la comparecencia de Kavanaugh del jueves, en la que él se mostró desafiante.

«Nunca he visto a un nominado para cualquier posición comportarse de esa manera. El juez Kavanaugh empleó una retórica tan politizada como mis compañeros republicanos. Y más importante, fue a la ofensiva», enfatizó la progresista sobre el juez, quien ayer llegó a pedir perdón por algunas de sus respuestas.

La recomendación del Comité de Justicia del Senado es un trámite previo al voto de confirmación del nominado en la Cámara Alta, que de ocurrir otorgaría a Kavanaughun puesto vitalicio en el Tribunal Supremo.

 

Fuente: Diario Las Américas

Deja una respuesta

*