Cobraban miles de dólares por pasaportes venezolanos, hoy EEUU los sanciona

El gobierno de Estados Unidos sancionó el lunes al Director General del Servicio Administrativo de Identificación, Migración y Extranjería (Saime) de Venezuela, Gustavo Vizcaíno Gil, y a su antecesor, Juan Carlos Dugarte Padrón por encabezar operaciones de corrupción que exigían el pago de miles de dólares en sobornos para otorgar pasaportes.

En las operaciones de corrupción, las autoridades estadounidenses detectaron la participación de elementos de las bandas paramilitares del régimen de Nicolás Maduro conocidas en Venezuela como “Colectivos”, quienes trabajaban dentro del Saime.

La medida del Departamento del Tesoro, que congela los activos que los integrantes del régimen de Nicolás Maduro podrían tener bajo territorio estadounidense, acompañó la adopción de sanciones similares aplicadas para castigar la corrupción en Latvia y Camboya, además de en Venezuela.

“La corrupción priva a las personas de los recursos, servicios básicos y oportunidades económicas de sus países, mientras que enriquece a unos pocos y facilita la destrucción ambiental, la inestabilidad política y el conflicto”, dijo el Secretario del Tesoro, Steven Mnuchin, en un comunicado al anunciar las medidas.

Dugarte, nombrado director del Saime en abril del 2016, recibió sobornos durante su gestión mientras que el organismo que encabezaba era denunciado públicamente de acoger mútiples operaciones de corrupción involucrando la venta debajo de la mesa de pasaportes, dijo la Oficina de Control de Activos Extranjeros (OFAC) del Departamento del Tesoro.

Las operaciones continuaron luego que Dugarte fuese reemplazado por Vizcaíno en junio del 2018.

“Desde el otoño del 2018, los funcionarios de SAIME y Vizcaíno han estado involucrados en operaciones de corrupción, cobrando a los solicitantes de pasaportes miles de dólares por pasaportes y transfiriendo esos fondos a las cuentas bancarias personales extranjeras de Vizcaíno”, dijo el Departamento del Tesoro en el comunicado.

“Bajo el liderazgo de Vizcaíno, SAIME vendió pasaportes a ciudadanos no venezolanos por miles de dólares por pasaporte, y el personal de SAIME eran miembros de grupos armados ilegítimos del ex presidente venezolano Nicolás Maduro conocidos como Colectivos”, agregó.

El Tesoro enfatizó que el SAIME también vendió pasaportes a extranjeros, incluyendo a libaneses, iraníes y sirios.

Los venezolanos, que llevan ya años padeciendo la falta de alimentos y medicinas, comenzaron a enfrentar a partir del 2016 obstáculos para obtener pasaportes, en el momento que muchos de ellos comenzaban a explorar la posibilidad de abandonar el país para escapar del colapso económico creado por el chavismo.

Muchos de los problemas en la obtención de pasaportes se debió a la incapacidad del régimen de comprar el material necesario para emitir los documentos. Pero la situación también terminó convirtiéndose en un lucrativo negocio para funcionarios inescrupulosos.

Las autoridades estadounidenses llevan años investigando la entrega ilegal de documentos venezolanos, ante acusaciones de que miles de ellos han sido vendidos bajo la mesa a grupos irregulares de Oriente Medio.

El Nuevo Herald

Deja una respuesta

*