Chavismo maniobra para derrocar a Guaidó como jefe del parlamento en turbia sesión

El régimen de Nicolás Maduro declaró el domingo a un diputado previamente opositor como nuevo presidente de la Asamblea Nacional, reemplazando al presidente interino Juan Guaidó, en una espuria sesión en la que las legítimas autoridades del Congreso no habían logrado ingresar.

El pronunciamiento introducía una nueva etapa de mayor volatilidad en la ya agitada política venezolana, y de prosperar crearía el escenario para dos Asambleas Nacionales paralelas, que competirían además contra la cuestionada Asamblea Nacional Constituyente.

Declarando la maniobra chavista como una farsa, Guaidó anunció que los diputados realizarían una sesión fuera del palacio legislativo –en la sede del diario el Nacional– para elegir la legítima directiva de la Asamblea Nacional.

En la presidencia, el chavismo anunció que había colocado al diputado previamente opositor Luis Parra, quien abandonó las filas de Guaidó para sumarse a las fuerzas del régimen, dijeron dirigentes opositores.

El pronunciamiento fue rechazado de inmediato por el equipo del presidente interino Guaidó (de 36 años), reconocido por más de 55 países como el legítimo presidente de Venezuela.

“Golpe de Estado parlamentario de la dictadura de Maduro contra la Asamblea Nacional. Sin votos ni quórum reglamentario, diputados del PSUV [el partido de Maduro] y la fracción corrupta Clap juramenta falsa directiva”, declaró el Centro de Comunicación de Guaidó a través de su cuenta de Twitter.

El régimen pasó gran parte de la mañana obstaculizando el acceso de los diputados a la sede de la asamblea, donde tenían previsto participar en una crucial elección que determinaría la permanencia de Guaidó como presidente interino.

Solo un puñado de diputados de Guaidó habían logrado ingresar a la sesión, mientras que a la bancada de Maduro se le permitió ingresar con toda facilidad. Las fuerzas del chavismo luego dijo haber nombrado a una nueva directiva del parlamento sin que contara con el debido quórum.

Imágenes tomadas a inicio de la tarde mostrar a Guaidó tratando de escalar la reja a las afueras del palacio legislativo para tratar de ingresar, siendo empujado hacia afuera por elementos de la Guardia Nacional.

Según las leyes venezolanas, solo la directiva presidida por Guaidó podía convocar la votación a nuevas autoridades del parlamento.

Integrantes del equipo organizador de Guaidó le habían explicado al Nuevo Herald que elementos de la Policía y de la Guardia Nacional chavista estaba bloquearon el ingreso de los legisladores, sometiéndolos desde temprano a tortuosos, innecesarios y repetidos procedimientos de seguridad en alcabalas improvisadas que impiden el libre tránsito en las vías de acceso.

En una de las múltiples alcabalas, Guaidó enfrentó a los soldados que se encontraban allí bloqueando el acceso.

“Dónde está tu tío tu primo están en Venezuela? Están aquí en Venezuela?”, expresó el presidente interino. “Hoy ustedes son cómplices de la dictadura con esta acción…Son cómplices con los que están haciendo pasar hambre al pueblo.”

Los diputados debían decidir hoy si Guaidó continúa al frente de la Asamblea Nacional, posición que le brinda autoridad para ejercer la presidencia interina de Venezuela, puesto reconocido por una coalición internacional que le respalda.

La oposición venezolana conquistó 112 de los 167 escaños de la Asamblea Nacional en la última elección y Guaidó solo necesita 84 votos para mantenerse como jefe del parlamento. En las últimas entrevistas que ha brindado, el dirigente opositor asegura que tiene muchos más votos para ganar la reelección en la votación.

El Nuevo Herald

Deja una respuesta

*