Charlie Kupperman será el nuevo asesor de Seguridad Nacional interino

El asesor adjunto de Seguridad Nacional de EE UU, Charlie Kupperman, ocupará de manera interina el puesto de su exjefe, John Bolton, como máximo consejero en la materia para el presidente estadounidense, Donald Trump, según ha anunciado este 10 de septiembre el vicesecretario principal de prensa de la Casa Blanca, Hogan Gidle.

Kupperman, de 68 años, trabajó en las compañías Lockheed Martin y Boeing y sirvió en la Administración de Ronald Reagan durante los años 80. Desde enero, ocupa puestos como asistente de Trump y de asesor adjunto de Seguridad Nacional.

Este hombre era una persona de confianza para Bolton, con quien colaboró durante más de 30 años, aseguró la agencia Bloomberg.

Además, posee más de cuatro décadas de experiencia en políticas y programas de seguridad nacional.

Al respecto, Bolton comentó que «la amplia experiencia de Charlie en defensa, control de armas y aeroespacial ayudará a ampliar la agenda de seguridad nacional del presidente Trump».

El hecho saltó a los medios la mañana de este martes, cuando el portavoz de la Casa Blanca, Hogan Gidley, anunció el cambio este martes desde la Casa Blanca, y aseguró que las «prioridades y políticas de Bolton simplemente no se alinean con» las de Trump.

A pesar del nombramiento de este martes, Trump dio a conocer que nombraría a alguien «la próxima semana», iniciando un proceso que debería revelar hacia dónde quiere llevar el presidente su política exterior, a menos de un año de las próximas elecciones.

Según declaraciones del propio presidente Trump a través de su perfil en la red social Twitter, el mandatario pidió la renuncia de Bolton el lunes en la noche, solicitud que fue aceptada la mañana de este 10 de septiembre, mientras Bolton aseguró que fue él quien ofreció renunciar.

El escenario en que se produce la salida de Bolton de la Casa Blanca está marcado por la búsqueda aperturas diplomáticas desde Washington hacia algunos de los enemigos más intratables de los Estados Unidos, como Corea del Norte e Irán, ideas diametralmente opuestas a las políticas de Bolton.

Agencias

Deja un comentario

*