Candidatos demócratas exponen sus principales diferencias durante el primer debate en Miami

Inmigración, desigualdad en los ingresos, cobertura de salud para todos y cómo tratar el conflicto entre EEUU e Irán fueron los temas con los que dieron inicio al debate este miércoles 26 de junio los primeros diez candidatos demócratas a la presidencia. El evento se extendió hasta altas horas de la noche y tuvo lugar en el Adrienne Arsht Center del downtown de Miami.

En el tema migratorio, Julian Castro indicó que apenas llegara a la presidencia emitiría una orden ejecutiva para acabar con la política del gobierno Trump de “tolerancia cero”.

“Crearía un nuevo plan Marshall para El Salvador, Honduras y Guatemala”, precisó.

Por su parte, Cory Booker explicó que acabaría con las políticas de la policía migratoria (ICE por sus siglas en inglés), restablecería DACA ( el beneficio migratorio para jóvenes que llegaron como niños a este país con sus padres indocumentados) con un camino para la ciudadanía y enfrentaría lo que produjo la situación que provocó la muerte de un padre y su pequeña hija salvadoreños tratando de cruzar el Rio Grande para llegar a Estados Unidos. La imagen de este padre con su hija, ahogados es algo que ha estremecido a la opinión pública una vez que la foto ha sido publicada por la mayoría de los medios como muestra del drama cotidiano que padecen los inmigrantes.

“Cuando una familia llegue a la frontera no puede ser criminalizada”, opinó Castro.

Desigualdad ingresos

El alcalde de Nueva York, Bill de Blasio se centró en su evaluación sobre la brecha existente entre ricos y pobres. “Hay que volver a poner el dinero en el bolsillo de los trabajadores”, dijo e insistió en que el Partido Demócrata debía ser el partido de la clase trabajadora.

Elizabeth Warren indicó que debía haber una tecnología y energía verdes como fundamento de una política de industrialización. “Esta es una economía de 23 billones de dólares y generaría más de tres millones de empleos”, complementó.

Dijo estar de acuerdo con que el Medicare (el programa federal de salud para mayores de 65 años) sea para todos, y añadió en que acabaría con las compañías de seguros. “El modelo de esas empresas [las aseguradoras de salud] es subir las primas y los copagos y reducir los servicios. La salud es un derecho humano fundamental”, argumentó.

Con respecto al control de armas y la posibilidad de que el gobierno federal pudiera recoger millones de ellas, todos los candidatos tomaron una posición moderada.

“He tenido más de cien reuniones comunitarias y como presidenta, garantizaría la seguridad de todos. Esta es una emergencia nacional de salud”, subrayó la senadora por Massachussets para referirse a los continuos tiroteo con saldo de muertes que se registran en el país, a causa de la tenencia de armas de asalto y de alto calibre en manos de la población, e incluso de personas con desequilibrio mental y otros antecedentes.

Hablo además de la revisión universal de antecedentes como una fórmula importante, pero no quiso responder si estaría de acuerdo con que el gobierno federal se hiciera cargo de las millones de armas que hay en poder de los estadounidenses.

Tim Ryan dijo que hay que lidiar con el trauma en las escuelas y con el hecho de que, según mencionó, un 70% de quienes atacan han sido víctimas de hostigamiento.

Beto O’Rourke también estuvo de acuerdo con la revisión de antecedentes y la prohibición de rifles de asalto.

Política internacional

Todos los precandidatos coincidieron en que se debía mantener el acuerdo con Irán de 2015 al que llegaron Estados Unidos, Francia, Alemania y Rusia, e hicieron críticas al presidente Trump por haberse retirado de dicho pacto que impedía por varios años que Irán pudiera tener armas nucleares.

Amy Klobuchar reconoció que dicho acuerdo era “imperfecto” pero admitió también, “que era bueno para ese momento”.

Tulsi Gabbard refirió su preocupación acerca del retiro de EEUU de ese acuerdo y manifestó que en su opinión “el presidente Trump nos ha puesto al borde de una guerra” que advirtió, “sería más devastadora, costosa y sangrienta que la de Irak”.

A la pregunta de cuál veían cómo la amenaza geopolítica más grande que enfrenta Estados Unidos en este momento cada candidato expuso su punto de vista. Algunos señalaron el cambio climático, otros, la amenaza nuclear, China o Rusia. El gobernador de Washington, Jay Inslee respondió a la interrogante con el nombre del propio Presidente.

Con respecto a las maneras de estimular el voto hispano, tanto Klobuchar como Castro se refirieron al tema del empleo, mejores salarios y al hecho, según Castro, de que deben cambiar las políticas de la Policia en el trato cuando se trata de la población afroamericana e hispana.

En los argumentos de cierre del encuentro cada candidato mostró su propio estilo.

Decenas de personas sostienen pancartas en las inmediaciones del Adrienne Arsht Center, en Miami, previo al debate demócrata de este 26 de junio de 2019.
Decenas de personas sostienen pancartas en las inmediaciones del Adrienne Arsht Center, en Miami, previo al debate demócrata de este 26 de junio de 2019

Previo al inicio del encuentro demócrata de este miércoles, en los alrededores del Adrienne Arsht Center, de Miami, decenas de representantes de diferentes corrientes de pensamiento se reunieron en una especie de babel ideológica, donde hay ideas para todos los gustos, según constató DIARIO LAS AMÉRICAS.

En el lugar se dieron cita tanto los liberales que buscan firmas para la legalización de la Marihuana recreativa y un salario mínimo de 15 dólares, como seguidores del presidente Trump que califican de socialistas y asesinos de bebés a los demócratas.

Otros han denunciado el sesgo partidista de los medios de comunicación, sobre todo los activistas de Infowars -el sitio en internet calificado de extrema derecha que ha sido objeto de varias polémicas-.

Los alrededores del Adrienne Arsht Center están custodiados por una fuerte presencia policial y efectivos de la policía montada.

El debate, que se dividirá en dos noches por la cantidad de aspirantes, continuará el jueves con otros diez candidatos, entre ellos el exvicepresidente Joe Biden y el senador por Vermont Bernie Sanders.

DLA

Deja un comentario

*