Barcelona y Suárez hunden al Real Madrid y dejan muy herido a Lopetegui

El Barcelona goleó 5-1 al Real Madrid, con triplete de Luis Suárez, este domingo en el Clásico liguero de la 10ª jornada en el Camp Nou, para retomar el liderato de la clasificación y dejar al técnico Julen Lopetegui prácticamente con pie y medio fuera del equipo blanco.

Coutinho abrió el marcador (11) y Suárez hizo el 2-0 (29), antes de que Marcelo recortara distancias (50), pero el uruguayo del Barça se encargó de hacer el 3-1 de cabeza (74) y luego sentenció picando el balón por encima de Thibaut Courtois (82), dejando casi como una anécdota el 5-1, obra de Arturo Vidal (87).

«Es un resultado de los que marcan, porque estos partidos se recuerdan y están en la mente de los aficionados», dijo el técnico azulgrana Ernesto Valverde.

Fue un clásico bipolar, con un dominio absoluto de los azulgranas en el primer tiempo (2-0), una buena reacción en los primeros 25 minutos de la segunda parte del Real Madrid (2-1), pero que decidió el Barça gracias a la calidad de sus delanteros, especialmente de Luis Suárez, que tomó las riendas en ataque en ausencia de Leo Messi, que se ha perdido los tres últimos partidos por lesión.

Luis Suarez se lució

Y es que en esta semana y con un calendario complicado, el Barcelona solventó sus compromisos con un 4-2 ante el Sevilla, un 2-0 frente al Inter de Milán y el 5-1 de este domingo.

El Barça desnudó al Real Madrid desde la profundidad de sus carrileros, especialmente de Alba, que fue determinante en los dos primeros goles; con la presión de todo el equipo, el carácter combinativo de sus medios y la calidad de los delanteros.

– Situación crítica –

La goleada deja en una situación crítica a Lopetegui, tras acumular cinco derrotas en los últimos siete partidos.

«Tengo fuerzas para pensar que todo es reversible por la distancias y el tiempo que queda, y la confianza en el grupo, que va a ir creciendo, va a ir mejorando», dijo Lopetegui tras el partido.

Pero, con el equipo blanco noveno en la clasificación liguera a siete puntos del líder barcelonista, su continuidad al frente del Real Madrid parece muy incierta, y algunos medios hablan ya de la llegada el lunes del italiano Antonio Conte par sustituirlo.

El Real Madrid sólo apareció brevemente en la segunda parte, tras un primer tiempo en el que el Barcelona agobió al equipo blanco con su presión.

Los locales, impulsados por su público, parecieron olvidarse de que no tenían al lesionado Leo Messi y llegaban con claridad, especialmente por la izquierda.

Jordi Alba se internó hasta la línea de fondo para pasar atrás, donde apareció el brasileño Coutinho para abrir el marcador (11).

El gol supuso un mazazo para los blancos, que multiplicaron los errores: Sergio Ramos despejó mal dejando un balón franco a Arthur, cuyo disparo lo sacó Courtois con una gran estirada (19).

El Real Madrid sufría con las evoluciones en el área de Coutinho y Luis Suárez, que pronto hizo el segundo.

Derribado por Varane, el árbitro pitó un penal, tras consulta con el VAR, que botó el uruguayo para hacer el 2-0 (30).

El Real Madrid necesitó ir a la pausa para aclarar ideas y salir renovado con la entrada de Lucas Vázquez por Varane en la segunda parte.

Los blancos dieron un punto más de intensidad a su juego, presionando arriba y logrando pronto el premio del gol.

Fuente: AFP y Diario Las Américas

 

 

 

Deja una respuesta

*