Autoridades negaron que llegara paquete sospechoso a la Casa Blanca e investigan los hechos

El Servicio Secreto de Estados Unidos, encargado de la seguridad del presidente estadounidense y sus allegados, negó este miércoles que se haya interceptado un paquete sospechoso dirigido a la Casa Blanca, como informó la cadena de televisión CNN.

«Los informes de prensa sobre un tercer paquete interceptado que iba dirigido a la Casa Blanca son incorrectos», indicó el Servicio Secreto en su de Twitter.

La agencia subrayó que por ahora solo ha detectado «dos paquetes sospechosos, uno en Nueva York y otro en Washington DC».

En un comunicado previo, el Servicio Secreto precisó que esos paquetes se enviaron a las residencias de la ex candidata presidencial Hillary Clinton y del ex presidente Barack Obama, respectivamente.

Las autoridades interceptaron el paquete dirigido a la ex secretaria de Estado en su casa del condado de Westchester, Nueva York, a última hora del martes, y detectaron otro este miércoles en Washington, mandado a la casa de los Obama.

De acuerdo con el diario The New York Times, que cita a las fuerzas del orden, los dispositivos son similares a uno que halló y detonó la Policía el lunes en la residencia del multimillonario filántropo George Soros, en el norte del estado de Nueva York.

El Servicio Secreto señaló en su nota que los paquetes fueron «identificados inmediatamente como artefactos explosivos durante procesos rutinarios de revisión del correo, y se gestionaron apropiadamente».

«Los protegidos no recibieron los paquetes ni corrieron el riesgo de recibirlos», subrayó el Servicio Secreto, que vela también por la seguridad de los ex presidentes del país.

Amenazas en el edificio Time Warner

Además, el edificio Time Warner de Nueva York, donde se encuentran las oficinas de la cadena de televisión CNN, ha sido evacuado ante la amenaza de otro posible explosivo.

Las autoridades de Nueva York calificaron de «acto de terrorismo» el artefacto enviado este miércoles a la sede de la CNN en esa ciudad, si bien descartaron «amenazas específicas» en la ciudad tras el paquete potencialmente explosivo que obligó a evacuar el céntrico edificio Time Warner.

En una rueda de prensa conjunta del alcalde de Nueva York, Bill de Blasio, el gobernador del Estado, Andrew Cuomo, y las fuerzas de seguridad, Cuomo señaló que dado el «patrón» de los incidentes ocurridos en las últimas horas no le «sorprendería que aparezcan más dispositivos».

Reveló también que en su oficina en Manhattan también se había identificado otro paquete sospechoso, aunque resultó una falsa alarma, según dijeron posteriormente fuentes policiales citadas por medios locales.

El jefe del departamento de Policía de Nueva York, James P. O’Neill (izq.), el gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo (cem.), y el alcalde de Nueva York, Bill de Blasio (der.), ofrecen declaraciones a la prensa en el exterior del edificio evacuado de Time Warner, sede de la CNN, en Nueva York.

«Lo que hemos visto es un esfuerzo para aterrorizar, un acto de terror que pretende socavar la prensa libre y a los líderes del país mediante actos de violencia, pero la ciudad de Nueva York no se va a sentir intimidada», expresó por su parte De Blasio.

Tanto el alcalde como el gobernador sostuvieron que no hay amenazas creíbles ni específicas contra esta gran ciudad, pero destacaron que se va a reforzar la seguridad en lugares «clave para los medios» y en otros «lugares importantes».

El jefe de la policía de Nueva York, James O’Neill, explicó que el paquete hallado en el edificio Time Warner, donde se encuentra la sede neoyorquina de la cadena de televisión CNN, contenía un aparente «artefacto explosivo vivo» y un sobre con «polvo blanco», y ambas cosas están siendo investigadas.

Cuomo recordó que el primer ataque terrorista en Nueva York ocurrió en 1993 y apuntó que el «terrorismo solo funciona si se lo permites», mientras que De Blasio lamentó que son «tiempos de odio y división en esta nación», por lo que llamó a «no exacerbar» las tensiones ni a «alentar a la violencia o los ataques a los medios de comunicación».

Fuente: Agencias

Deja una respuesta

*