Al menos 9 muertos, 2 de ellos británicos, por inundaciones en Mallorca

Al menos nueve personas murieron, dos de ellas de nacionalidad británica, y varias más se encontraban desaparecidas este miércoles por fuertes inundaciones en la turística isla española de Mallorca, que dejaron escenas de devastación.

“Se eleva a 9 el número de víctimas mortales a causa de las intensas lluvias de ayer (martes)”, señalaron en la red Twitter los servicios de emergencia del archipiélago de Baleares, que incluye a Mallorca.

Antes de anunciar este último fallecido, sin especificar el lugar donde fue hallado, los rescatistas habían informado desde la noche del martes de cuatro muertos en la localidad de Sant Llorenç des Cardassar, la más afectada por las inundaciones, tres en s’Illot y uno en Arta.

“Lo más urgente ahora mismo es encontrar a las personas que están desaparecidas”, expresó a periodistas el presidente del gobierno, Pedro Sánchez, quien visitó este mismo miércoles las zonas afectadas. Sánchez garantizó que el Estado “va a volcar recursos económicos” para que los residentes “puedan recuperar su día a día en unas circunstancias tan difíciles”.

Dos de los fallecidos son “ciudadanos británicos”, al igual que varios de los desaparecidos, señaló la teniente de alcalde de Sant Llorenç, Antonia Bauza.

Montañas de vehículos

Montañas de vehículos apilados, arrastrados por la corriente, casas tapiadas por el lodo, muebles y puertas rotos en las calles, sombrillas de playa flotando en el mar, carreteras cortadas… La televisión local IB3 mostraba los graves daños causados por las aguas.

Un vecino de Sant Llorenç, Manuel Torrescusa, narró al Diario de Mallorca que debió salir de su vehículo cuando este fue arrastrado por la riada. “Salí del coche por la ventana y nadé 500 metros por el torrente para salvar la vida”, señaló.

Las inundaciones se produjeron por el desbordamiento de un torrente producto “de 220 litros por metro cuadrado de lluvias” que cayeron desde la tarde del martes sobre la zona, indicó el gobierno de Baleares en Twitter.

El área más afectada se encuentra a unos 60 kilómetros al este de Palma de Mallorca, la capital de esta isla del Mediterráneo, muy turística y frecuentada por alemanes y británicos.

De hecho, los servicios de emergencia transmitían sus mensajes en catalán balear, castellano, alemán e inglés.

Según el gobierno balear, más de 400 efectivos trabajaban en la zona de Sant Llorenç atendiendo a la población afectada y buscando a los desaparecidos, en una operación en la que colaboraban dos helicópteros, ocho vehículos y perros de búsqueda de la Unidad Militar de Emergencias española.

Solidaridad de toda España

“Hagamos todo lo posible para ayudar (a los mallorquines) a superarlo con la solidaridad que merecen de toda España”, pidió en Twitter la Casa Real.

El Congreso de los Diputados en Madrid guardó un minuto de silencio por las víctimas. Lo mismo hizo el gobierno de Baleares, que decretó tres días de duelo.

Más de un centenar de personas pasaron la noche en albergues habilitados por las autoridades.

El presidente de España, Pedro Sánchez, habla a los medios de comunicación en Sant Llorenç de Cardassar, en la isla española de Mallorca, el 10 de octubre de 2018

La estrella del tenis Rafael Nadal, originario de Mallorca, anunció en Instagram que puso a disposición sus centros deportivos en la isla como refugio para las personas afectadas. “Hoy es un día triste en Mallorca. Nuestras más sinceras condolencias a los familiares de los fallecidos por las graves inundaciones de San Llorenç, escribió Nadal en esa red social.

La Agencia Estatal de Meteorología advirtió que la tormenta se desplazaba hacia las islas de Ibiza y Formentera, que están en alerta ante un “riesgo importante”.

Fuente: AFP

Deja un comentario

*