Acusan al Bayern de Múnich de racismo por una foto de una fiesta de Halloween

El club de fútbol más exitoso de Alemania, Bayern de Múnich, se enfrenta a un aluvión de críticas luego de publicar una foto en su cuenta de Twitter de la fiesta de Halloween de un jugador.

En la foto, un jugador parece estar usando un atuendo árabe tradicional y sostiene una caja que parece un paquete bomba, con calcomanías de precaución y cables saliendo de la caja.

El brasileño Márcio Rafael Ferreira de Souza, conocido como “Rafinha”, publicó una disculpa en su cuenta oficial de Twitter. “Halloween es una celebración aterradora con disfraces exagerados, no era mi intención enfadar a nadie a través de mi disfraz o herir los sentimientos de alguien”.

El club de la Bundesliga eliminó rápidamente la foto, pero no antes de que un número de usuarios de Twitter acusaran a Bayern de racismo, y uno de ellos dijo: “¿En serio? … ¿alguien disfrazado de terrorista(?)”.

Otro escribió: “Esto es enfermo… no todos los árabes son terroristas, parece gracioso para ti, pero no sabes cómo estás afectando a otros”.

Un usuario de Twitter hizo referencia a un ataque de 2017 en otro club de la Bundesliga y dijo: “Imagínense si alguien disfrazado de alemán determinado a bombardear un autobús lleno de estrellas de fútbol alemanas. Esto es algo que sucedió hace 18 meses”. El autobús del equipo de Borussia Dortmund fue atacado después de que un ciudadano germano-ruso supuestamente colocara una bomba a un lado de la carretera.

Hace solo tres meses, Mesut Özil renunció a la selección alemana por lo que dijo fue un tratamiento racista por parte de los medios de comunicación y del presidente de la Federación de Fútbol de Alemania (DFB), Reinhard Grindel.

“Ya no jugaré para Alemania… mientras tenga este sentimiento de racismo y de irrespeto”, dijo.

Aunque rechazó las acusaciones de racismo de Özil, Grindel dijo que la organización podría haberlo hecho mejor en la forma en que trató con el jugador del Arsenal.

“Por supuesto que me he estado preguntando qué podría haber hecho diferente”, dijo Grindel en una declaración. “Mirando hacia atrás, debería haber establecido claramente lo que es incuestionable tanto para mí como para la asociación: que la hostilidad racista en cualquier forma es inaceptable, intolerable e insoportable”.

En agosto, el entrenador de Alemania, Joachim Loew, dijo: “En ningún lugar dentro de mi equipo durante mi estadía aquí, ni siquiera hubo indicios de racismo”.

Fuente: CNN en español

 

Deja un comentario

*